María Fidalgo y Almudena de Arteaga hablaron juntas de la mujer en la historia

406011259_10224198233291633_6345685381049398981_n
María Fidalgo habló de María Pita y Almudena de Arteaga da Isabel Zendal. / Mundiario
Las gallegas María Pita e Isabel Zendal fueron glosadas en un acto en la Cátedra Álvarez Ossorio de la Armada y la Universidad de Vigo.
María Fidalgo y Almudena de Arteaga hablaron juntas de la mujer en la historia

Dentro de las actividades de la Cátedra Álvarez Ossorio, que patrocinan la Armada, ahora residenciada en la Escuela Naval Militar (fundada en la Escuela de Transmisiones y Electricidad, ETEA., en Vigo en los años ochenta) y la Universidad de Vigo, acaba de tener lugar una interesantísima sesión, dedicada al sugestivo tema “La mujer en la historia” en la que intervinieron como ponentes la historiadora María Fidalgo y la escritora Almudena de Arteaga. El acto tuvo lugar en el salón de actos del edificio administrativo de la Xunta de Galicia en Pontevedra, ante un numeroso público y representaciones diversas, así como alumnos de la Escuela Naval Militar. Junta a las dos conferenciantes, presidieron el acto el capitán de Navío Pedro Cardona, comandante-director de la Escuela Naval y capitán de Navío retirado Álvaro de Agustín, secretario de la Cátedra Álvarez Ossorio.

Con su peculiar estilo, documentado y ameno, María Fidalgo intervino en la primera parte, centrando su conferencia en la figura de la heroína Mayor Fernández de la Cámara y Pita, conocida por la historia como María Pita. Inicialmente centró la figura de esta singular mujer en el contexto de la época, su personalidad y marco histórico de la ciudad de A Coruña, y la relación de la ciudad con la que se llamó “empresa de Inglaterra” y la visita de vuelta de la escuadra del corsario Drake. La conferenciante situó la hazaña de María Pita en el contexto de una ciudad de escasa población y reducida guarnición, que se vio asediada por una descomunal fuerza invasora, pero cuyo heroísmo hizo fracasar el intento británico de arrasarla. La descripción de los diversos pasajes del relato por parte de María Fidalgo situó a los espectadores ante un relato casi cinematográfico, pues a través de sus palabras y documentaciones, nuestra historiadora sumergía a los presentes en el propio escenario de su narración, mediante una cuidada selección de imágenes y documentos de enorme calidad. Fue especialmente llamativa la breve descripción de su personaje como singular mujer, casada sucesivamente a lo largo de su vida, hasta cuatro veces.

En principio, María Fidalgo evocó el papel que en las dos secuencias iniciales de la que fuera llamada “Armada invencible” tuvo la ciudad de A Coruña, cuyos restos se encontraban todavía en el puerto a la llegada de Drake en aquel año e 1589. Con enorme sencillez, fue narrando las diversas secuencias del asedio y el modo en que la población, incluidas todas las mujeres, se unieron a los escasos defensores frente a una fuerza descomunal y dotada, de más de un centenar de naves varios miles de soldados (que podrían llegar a los 27.000 o algunos menos, según diversos autores). La conferenciante describió las diversas acciones de los invasores, el desembarco, la captura del barrio de “La Pescadería”, la construcción de una galería bajo las murallas para volarla y el drama de la descomunal derrota, cuando en medio de la refriega surge la figura de María Pitar y el conocido episodio del modo en que, tras animar a los pocos resistentes, ella misma entra en la batalla y arrebata la bandera a un alférez inglés, lo que reanima a los escasos defensores que logran resistir. Por cierto, que el chauvinismo británico aludiría años después a la derrota de sus tropas no al valor de los españoles, sino a la inexperiencia de los asaltantes.

La historia de la enfermera Isabel Zendal

Dentro del mismo marco, de trazar la historia de mujeres singulares, Almudena de Arteaga nos llevó a otros personajes y otros episodios de enorme interés. La elegida fue la también gallega Isabel Zendal Gómez, enfermera y rectora del Orfanato de la Caridad de La Coruña. Sobre este personaje, la conferenciante nos condujo a la “Real Expedición Filantrópica de la Vacuna”, de Francisco Javier Balmis, como responsable de los 22 niños del hospicio de A Coruña, entonces llamada “Casa de Expósitos”, de entre 3 y 9 años, que viajaron a América y luego a Filipinas, durante diez años, con el fin de llevar la vacuna de la viruela a los territorios españoles de ultramar. Está considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la primera enfermera de la historia en misión internacional. Curiosamente, el barco de esta misión, que zarpó de A Coruña el 30 de noviembre de 1803 se llamaba también “Maria Pita”-

Almudena de Arteaga, duquesa del Infantado y reconocida escritora de novela histórica, aparte de centrarse en la figura de Isabel Zendal, amplió en su conferencia el sentido histórico de lo que significó para la Humanidad aquella expedición en la que participó la enfermera gallega, recuperando determinados episodios de carácter humano, muy conmovedores. Destacó la sensibilidad e inteligencia del alicantino Balmis y aderezó su conferencia aludiendo a anécdotas curiosas, como que, ya de regreso a España, logró convencer a las autoridades británicas de la isla Santa Elena para que accediesen a la vacunación de la población, para arribar por fin a Lisboa el 14 de agosto de 1806, para luego promover otras misiones. Es de anotar que, sobre la expedición de Balmis, Almudena de Arteaga escribió su conocida novela “Angeles Custodios” en 2010, posteriormente llevada al cine. En su conferencia, la autora reveló que en la versión cinematográfica aparece un personaje, un cura, que ella no puso en el original. @mundiario

Comentarios