Manuales escolares y su valor en el proceso de enseñanza-aprendizaje del arabele

Escolares con ordenadores.
Escolares con ordenadores.

La calidad y el tipo del manual escolar constituyen una cuestión que preocupa tanto a los pedagogos como a los diseñadores de los contenidos, los materiales pedagógicos y los métodos de enseñanza.

 

 

Manuales escolares y su valor en el proceso de enseñanza-aprendizaje del arabele

De veras, el manual escolar [1] se considera como el más importante recurso pedagógico. De ahí, los pedagogos no dejan de recomendar su minuciosa elaboración. Pese a lo que se dice sobre la tecnología pedagógica, sus medios y nuevos instrumentos, el manual escolar sigue manteniendo su rango dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje. Además, el proceso de enseñanza, sea como sea su tipo y su contenido, se basa principalmente en dicho manual escolar dado que constituye para cualquier aprendiente un fundamento permanente de un aprendizaje que podemos calificar de organizado y un acompañante siempre presente para poder relacionar lo anterior con lo posterior. De esta forma, lo podemos considerar como una fuente pedagógica en la que se entrecruzan tanto el docente como el aprendiente y una verdadera traducción de lo que viene en llamar el contenido académico del currículo. Por esta razón, reiteramos que la calidad y el tipo del manual escolar constituyen una cuestión que preocupa tanto a los pedagogos como a los diseñadores de los contenidos, los materiales pedagógicos y los métodos de enseñanza.

Cabe señalar que, en los casos en que no hay un profesor capacitado, la importancia del buen manual escolar crece para poder rellenar esta laguna. A nosotros nos hace falta aquel tipo de profesores capacitados en el dominio de la didáctica del árabe para los extranjeros. Esta realidad debe empujarnos necesariamente hacia la elaboración de principales manuales en esta área. Dicho manual escolar debe ser elaborado basándonos en unos fundamentos científicos bien estudiados puesto que, en nuestro caso, tal manual no es sólo un medio auxiliar en la enseñanza sino el núcleo y la base de este proceso tan complejo. Es él quien precisa los temas que el aprendiente debe estudiar y hace que el proceso de enseñanza-aprendizaje permanezca entre él y el aprendiente hasta llegar a sus objetivos previamente fijados. Por añadidura, esta necesidad[2] crece cuando nos damos cuenta de los manuales que se publican en este dominio didáctico sea por los extranjeros sea por los arabo-musulmanes y crece al escuchar, repetidas veces, las quejas contra tales manuales en muchos estudios científicos y en los escritos de los especialistas en este campo.

Señalemos que hay una gran diferencia entre la enseñanza de una determinada lengua a sus hablantes nativos y su enseñanza a los no nativos. Pocos son los intervinientes que están al tanto de esta realidad, sobre todo, aquellos que no tuvieron la ocasión de estudiar la lingüística aplicada. Siguiendo esta diferencia, el manual escolar debe diferenciarse pasando de la enseñanza de los árabes a la enseñanza de los extranjeros, desde la perspectiva de la temática, la finalidad, la elaboración y los medios. Marginando estas diferencias durante largo tiempo, los interesados por la difusión de la lengua y la cultura arabo-islámicas en el mundo enviaban - y lo siguen haciendo - los manuales escolares que se usan para la enseñanza de los arabófonos en nuestras escuelas a los países no árabes que nos piden ayudarles en la enseñanza de nuestro idioma en sus escuelas.

Por lo general, la diferencia capital entre el manual escolar dedicado a los arabófonos y aquel dedicado a los no arabófonos reside en que el primero lo usan los alumnos que pertenecen a la misma cultura. Son hablantes nativos de la lengua árabe que aprenden mientras que el segundo lo usan los alumnos que no pertenecen a la misma cultura y no hablan el árabe, por naturas, como se dice. Además, el manual escolar dedicado a los extranjeros necesita el análisis contrastivo de la lengua árabe y la lengua materna de los alumnos o aprendientes. Consiguientemente, se hace el inventario de las semejanzas y las diferencias entre las dos para poder sacar provecho de esto detectando las posibles dificultades que los aprendientes enfrentarán en el proceso de aprendizaje de la lengua árabe. Por añadidura, el manual escolar para los extranjeros debe partir del entorno y la civilización del aprendiente para presentar o exponer la civilización arabo-islámica. Esto quiere decir, de una forma u otra, que el manual que es pertinente para la enseñanza de la lengua árabe a sus hablantes nativos no lo es, hasta cierta medida, tratándose de los no arabófonos. Entonces, los puntos de diferencia entre la adquisición del árabe como lengua materna y su adquisición como lengua extranjera fomentan la gran necesidad de idear o diseñar manuales escolares apropiados para cada categoría. Acaso, la gramática escolar de cada categoría pueda ser el punto de diferencia más obvio en estos manuales escolares porque hay cuestiones gramaticales que los arabófonos adquirieron antes de ser escolarizados y por tanto no necesitarán aprenderlas puesto que forman parte de su competencia lingüística, las saben inconscientemente y las usan de un modo científico. Por el contrario, vemos que los aprendientes extranjeros necesitan adquirir cada cuestión gramatical porque tienen la mente falta de la lengua árabe y su competencia en esta lengua iguala a cero al comenzar, claro está, el proceso de aprendizaje. Es de extrañar que muchos de los manuales de enseñanza del árabe para los extranjeros expongan la lengua - sobre todo sus reglas - como si las expusiesen a los arabófonos.


[1] A nuestro modo de entender las cosas, la elaboración del material didáctico por lo general es una tarea muy difícil.

[2] Resulta que, en general, hay una necesidad insistente de elaborar materiales didácticos para enseñar la lengua árabe a los extranjeros, pues pese a la importancia capital del manual escolar en el proceso pedagógico, se deja notar que no está a la altura. Esto empujó a las partes implicadas en la empresa del arabele para desarrollar y enriquecer los materiales didácticos, incluidos los manuales esenciales. Véase el coloquio que tuvo lugar en Rabat del 4 al 7 de marzo de 1980 sobre la temática de la elaboración del material de enseñanza del arabele.

"ندوة تأليف كتب تعليم اللغة العربية للناطقين بغيرها", organizado por (ALECSO) y coordinado por la Oficina de la Coordinación de la Arabización en el Mundo Árabe.

 

Manuales escolares y su valor en el proceso de enseñanza-aprendizaje del arabele
Comentarios