Buscar

MUNDIARIO

Las mafias de las drogas convierten Barcelona en su campo de batalla

Todo indica que los protagonistas son jóvenes paquistaníes, que forman parte de pequeños ejércitos armados con armas de fuego, catanas y bates de béisbol. Recientemente se presentó un incidente en Badolona, que dejó un saldo de un muerto y varios heridos. 
Las mafias de las drogas convierten Barcelona en su campo de batalla
Drogas. / Pixabay
Drogas. / Pixabay

Firma

Rafael Adolfo Vásquez

Rafael Adolfo Vásquez

El autor, RAFAEL ADOLFO VÁSQUEZ, es periodista, creador de contenidos multimedia, editor audiovisual y Community Manager. @mundiario

Barcelona está viviendo en este 2019 un repunte de sus índices de criminalidad. Además de los robos en las principales zonas turísticas, ahora se está viendo la proliferación de verdaderas batallas entre mafias y grupos organizados, por el control del tráfico de drogas en la Ciudad Condal.

El barrio de la Salut en Badalona puede dar fe de ello. Como lo informó MUNDIARIO, la Guardia Urbana y un comando de los Mossos d`Esquadra tuvieron que intervenir para detener una pelea multitudinaria entre dos bandos

Esta reyerta previamente concertada serviría para definir cuál de los bandos controlaría el territorio; los testigos y distintos vídeos no dejaron dudas del grado de barbarismo del encuentro violento, porque fue literalmente una batalla donde además de puños fueron utilizadas catanas y bates de béisbol, un encuentro que dejó un muerto y dos heridos. 

La pelea continuó en el interior del metro y ahí de acuerdo a El País fue encontrada la víctima mortal: Ammad Tanveer, que tenía "heridas de arma blanca" y los otros dos heridos que estaban tendidos en la calle eran sus dos hermanos: Amir (21 años) y un menor de edad que responde al nombre de Saad.

Los tres jóvenes formaban parte de clanes organizados de origen paquistaní, que han tomado fuerza en los últimos años en la capital catalana, con el negocio de la venta de heroína y cocaína. Al igual que los hermanos Tanveer, el común denominador de los componentes de estos grupos son jóvenes a sueldo que forman parte de estos pequeños ejércitos (20 a 30 componentes), que se encuentran bajo las órdenes de los grandes jefes que mueven las drogas desde Pakistán y Afganistán y que poco a poco han desplazado a otros grupos, como el de los dominicanos, que también hacían lo propio como explica el mismo rotativo.

Piden no criminalizar a todo el colectivo

Estos incidentes han llamado la atención de la comunidad paquistaní en Barcelona. El País conversó con Raja Babar Nasir, secretario general de Pak Federación de España que exigió que a todos los que estén involucrados les caiga todo el peso de la ley, pero de igual forma pidió que no se manche el buen nombre de estas personas extranjeras porque el "99 por ciento de la comunidad es trabajadora, pacífica y respetuosa con el orden público y no tiene nada que ver con la violencia y los grupos mafiosos.@mundiario