Los medicamentos excluidos de la financiación en España suben sus precios

Con la desfinanciación y subida de precio de los medicamentos desfinanciados, estamos ante una nueva desigualdad entre pacientes, marcada por su poder adquisitivo.
Los medicamentos excluidos de la financiación en España suben sus precios

Pastillas

Fármacos desfinanciados suben de precio. Manuel Calle via Compfight

El  sábado 1 de septiembre de  2012 entró  en vigor la lista de 417 medicamentos que quedaron excluidos de la prestación farmacéutica. Ahora han empezado a subir de precio.

Cinco meses después de su implantación, me preocupa como los pacientes están respondiendo a esta  medida de exclusión de la financiación pública, adoptada  por el gobierno de España. Diariamente los farmacéuticos que estamos a pie de calle en el  mostrador de la oficina de farmacia, vemos  como hay personas que dejan de tomar la medicación porque debido a sus dificultades económicas no  tienen dinero para pagarla. Son casos reales de afectación de calidad sanitaria.

Medicación que  según la prescripción de un facultativo es adecuada para ellos, y que dejan de utilizarla debido al  desembolso económico al que les obliga esta medida, que sumado al que ya están realizando por la implantación del copago, perjudica especialmente a los ciudadanos con menor poder adquisitivo.

Hace cinco meses estaba segura y por eso lo dije, que los medicamentos desfinanciados subirían  de precio, lo que así ha sido, perjudicando una vez más a los pacientes más desfavorecidos económicamente.

Algunos de estos fármacos ya han incrementado su precio alrededor de un 50%.

Es injusto pagar por fármacos necesarios que se utilizan para “síntomas menores”, ya que un síntoma menor puede dejar de serlo según las circunstancias en las que se presente.

La falta de tratamiento a tiempo  en ocasiones puede derivar en  un proceso más grave con posibilidad de un ingreso hospitalario, que tiene un coste muy superior al posible ahorro generado por la desfinanciación, con lo cual el incremento del gasto en medicamentos sería superior al ahorro buscado. Ojalá me equivoque, ya lo veremos.

Esta  medida puede favorecer mayores gastos para el sistema sanitario como consecuencia de un deslizamiento de la prescripción hacia productos financiados y más caros, pudiendo así quedar en entredicho el ahorro del Sistema Nacional de Salud .

Con la desfinanciación y subida de precio de los medicamentos desfinanciados, estamos ante una nueva desigualdad entre pacientes, marcada por su poder adquisitivo, que sumado al copago supone una barrera más en el  acceso al medicamento.

Los medicamentos excluidos de la financiación en España suben sus precios
Comentarios