Ahmed Tahiri y Fátima-Zahra, de al-Idrisi, inauguran el legado andalusí en Aljezur-Portugal

La arquitecta Fátima- Zahr Aitoutouhen  Temsamani.
Fátima Zahra de la Fundación al-Idrissi en Tetuán
Los doctores Fátima Zahra y Ahmed Tahiri inauguran el museo andalusí de Aljezu en Portugal, un impresionante patrimonio arqueológico de la Ribât Arrifana, que supera al yacimiento de Guardamar .
Ahmed Tahiri y Fátima-Zahra, de al-Idrisi, inauguran el legado andalusí en Aljezur-Portugal

Tras muchos años de compromiso por preservar la historia y huellas de la cultura y el patrimonio andalusí, este matrimonio formado por el Dr. Ahmed Tahiri, catedrático de Historia Medieval y la arquitecta Fátima- Zahr Aitoutouhen  Temsamani, forman un tandem fundamental para la Fundación al-Idrisi. Su labor continúa con más fuerza que nunca tras la presencia en la inauguración del museo municipal Andalusí que ha tenido lugar en Aljezur en Portugal.

La Dra. Fátima Zahra afirma que "a pesar de los 765 años pasados desde la conquista cristiana del Castillo de Aljezur situado en el extremo occidente de Algarve, las huellas de al-Andalus permanecieron en su territorio, en forma de ruinas y restos arqueológicos. Ni el Medievo, ni las convulsiones de la modernidad, ni el impacto de las crisis contemporáneas han impedido a los Aljezureños recuperar el tesoro desperdiciado de su pasado andalusí que se extiende a lo largo de 538 años."

Por su parte el Dr. Ahmed Tahiri reconoce que "gracias a la entrega voluntaria y esfuerzos encarnados, a partir del año 1996 en forma de una Asociación local para la Defensa del Patrimonio Histórico y Arqueológico de Aljezur, que no ha parado de sorprendernos, mediante los resultados conseguidos en el ámbito de la investigación, excavación arqueológica, documentación, restauración, conservación e información sobre el patrimonio andalusí. Todo esto ha sembrado confianza del pueblo al equipo de dicha Asociación donándoles documentos y objetos personales y familiares de importante valor histórico para ser expuestos al público, por su acreditada lealtad y credibilidad como investigadores ante los ciudadanos." En este sentido subraya que "Ribāt Arrifana constituye un impresionante asentamiento histórico y arqueológico sin parecido en todo Occidente Islámico, superando al yacimiento de Guardamar en Alicante. Conserva estructuras y restos materiales que reflejan las profundas mutaciones operadas en el pensamiento islámico de al-Andalus, desde mediados del siglo XI (1041e.C/433 H.), impulsando el misticismo, la meditación y el acuartelamiento en defensa de la tierra de Paz."

La Dra. Zahra añade que "las excavaciones arqueológicas realizadas in situ pusieron al descubierto nuevas estructuras arquitectónicas, un horno de pan, una estela funeraria con inscripciones árabes, vasijas, restos cerámicos, óseos y metálicos, entre otros expolios; lo que abre nuevos horizontes para la investigación sobre este establecimiento, único en Portugal."

La Asociación de Defensa del Patrimonio Histórico y Arqueológico de Aljezur, nos sorprende con otros hallazgos conseguidos tras la localización fortuita en 1998 de cuatro silos de época andalusí en el barranco de la Alcaria. Se colectaron vasijas, artefactos metálicos, botón y restos óseos, monedas con inscripción árabe, fragmentos de cerámica y tejas. Más tarde, se identificaron otros silos en el Sitio da Barrada. Trece han sido explorados en 2004 y otros 30 más, en las campañas del 2010 y 2011, proporcionando una importante cantidad de materiales: piezas de cerámica, artefactos óseos y de vidrio, restos de alimentación, etc. Nos encontramos ante una aportación arqueológica de sumo interés en desvelar los aspectos de la vida rural en Algarve, durante el esplendor de la civilización andalusí, bajo la autoridad emiral, califal y de las taifas (ss. IX-XI).

Se identificaron también estructuras de un poblado de pescadores en la localidad llamada Ponta do Castelo en Carrapateira; el primero en ser descubierto, rehabilitado y puesto en valor como legado cultural en Portugal. Se trata de un testimonio arqueológico que acredita los datos ofrecidos por las fuentes árabes acerca de la importancia de los recursos marítimos en la dieta andalusí y la complementariedad entre la agricultura y la pesca en la vida rural. Otra iniciativa motivó la realización de intervenciones arqueológicas en Odeciexe facilitando la identificación como andalusí de la denominada Torre Atalaya.

Más imponente es el Castillo de Aljezur; nos recuerda la importancia de esta localidad en las comunicaciones fluviales, control de la navegación y defensa de Algarve contra las repetidas incursiones sufridas, a lo largo de la época andalusí. De allí la importancia de los proyectos de intervención arqueológica, consolidación y rehabilitación de sus murallas, torres, viviendas, silos y aljibe, dando nueva vida a un legado arquitectónico que fue durante siglos abandonado. De esta manera, Aljezur supo conservar las últimas huellas del sistema defensivo adaptado por los Almohades en el lugar donde se puso el punto final a la dominación musulmana en Gharb al-Andalus. Desde el momento en que se dieron a conocer los primeros resultados de su trabajo, comenzaron a notar las primicias de un turismo cultural fuerte, atractivo y original, cuyo beneficio es para todos.

En definitiva, la Fundación al Idrisi Hispano-marroquí sigue aunando esfuerzos y apoyando a otras asociaciones que defienden la conservación del patrimonio histórico-artístico como es el de este recién inaugurado museo andalusí de Aljezu y que, con escasos recursos, han obtenido un excelente resultado.  En sus vitrinas, se expone una selecta muestra de piezas arqueológicas debidamente restauradas con sus respectivos paneles informativos. Fátima Zahra apostilla: "Los pasos que han venido abriendo camino a este evento no hubieran sido posibles sin la colaboración de los comerciantes y agricultores de la localidad, el apoyo del Ayuntamiento de Aljezur y la ayuda de los amigos que tienen fe en la solidez de su Patrimonio y la riqueza de su Historia." Desde MUNDIARIO reconocemos el logro de al- Idrissi dentro y fuera de Marruecos por su continuada labor por preservar viva la historia.

Ahmed Tahiri y Fátima-Zahra, de al-Idrisi, inauguran el legado andalusí en Aljezur-Portugal
Comentarios