El lobo de Wall Street, la película de Martin Scorsese, causa sensación en la City

El actor Leonardo DiCaprio, en el papel del broker corrupto Jordan Belfort. /Fotograma de la película El lobo de Wall Street.
El actor Leonardo DiCaprio, en el papel del broker corrupto Jordan Belfort. /Fotograma de la película El lobo de Wall Street.

Cine a lo grande. Un buen número de bancos, bufetes de abogados, corredurías de bolsa y asesorías financieras han organizado pases privados de la película en la City londinense.

El lobo de Wall Street, la película de Martin Scorsese, causa sensación en la City

Vuelve el cine. A lo grande. The Wolf of Wall Street, en español El lobo de Wall Street, es una película de 2013 dirigida por Martin Scorsese, basada en las memorias del mismo nombre de Jordan Belfort. El guion fue escrito por Terence Winter y la película es protagonizada por Leonardo DiCaprio como Belfort, junto a Jonah Hill, Jean Dujardin, Rob Reiner, Kyle Chandler y Matthew McConaughey, entre otros. The Wolf of Wall Street es la quinta colaboración entre Scorsese y DiCaprio.

El film, que ha causado verdadera sensación en la City de Londres, cuenta la historia de un agente de bolsa de Nueva York, interpretado por DiCaprio, que se niega a cooperar en un caso de fraude de títulos que involucra la corrupción en Wall Street, el banco comercial e infiltración de la mafia.

En el año 1987, Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio) se convierte en un agente de bolsa en una firma de Wall Street establecida. Su jefe, Mark Hanna (Matthew McConaughey), le recomienda que adopte un estilo de vida de drogas y prostitutas con el fin de tener éxito. Pasa el Examen de la Serie 7 y se gana su licencia de corredor, sólo para perder su puesto de trabajo cuando la empresa falla después del Lunes Negro.

Vende como nadie

Estamos ante un buscavidas que sabe vender como nadie.Con el mercado de trabajo para los corredores de bolsa floja, Belfort considera otra carrera, pero su esposa Teresa Petrillo (Cristin Milioti) encuentra un anuncio del Centro Inversor, una sala de calderas de Long Island, que se ocupa de la acción de peniques. Aquí, su estilo de pitcheo agresivo pronto le gana una fortuna. Se hace amigo de Donnie Azoff (Jonah Hill), un vendedor que vive en el mismo complejo de apartamentos como Belfort, y deciden abrir su propia empresa en conjunto, la contratación de algunos de los amigos de Belfort (todos los distribuidores de marihuana experimentados) y algunos compañeros de trabajo de Inversionistas a unirse a ellos. La firma, Stratton Oakmont, pronto se convierte en una compañía de mil millones de dólares, y Belfort trae a sus padres, los contadores "Mad" Max (Rob Reiner) y Leah Belfort (Brisa Lerma), para manejar sus finanzas.

Jordan Belfort y sus empleados llevan una vida de desenfreno total, con grandes fiestas, sexo y drogas, tanto en el lugar de trabajo y en sus vidas personales. Comienza engañando a su esposa con varias prostitutas, y se convierte en un adicto a la cocaína y Metacualona. El agente del FBI Patrick Denham (Kyle Chandler) comienza a investigar a Belfort y la empresa. En una de sus partes, Belfort conoce a Naomi Lapaglia (Margot Robbie) y comienza una aventura con ella que conduce a que él se divorcie de su esposa. Belfort se enamora y le propone a Lapaglia. Se casan, y unos meses más tarde, tienen una hija, Skyler.

La City se rinde

No es de extrañar que la película cause sensación ni que un buen número de bancos, bufetes de abogados, corredurías de bolsa y asesorías financieras han organizado pases privados de la película en la City londinense.

Las investigaciones del FBI continúan, con la Comisión de Bolsa y Valores uniéndose. Belfort abre una cuenta bancaria en Suiza con Jean-Jacques Saurel (Jean Dujardin) en el nombre de la tía de Naomi, Emma (Joanna Lumley). Ella y otros no-estadounidenses regularmente llevan dinero en efectivo a Ginebra para su depósito, ayudando a Belfort a lavar los productos de fraudes de valores de Stratton. El esquema es casi expuesto por un incidente en el que Azoff se mete en una pelea con Brad Bodnick (Jon Bernthal), un traficante de drogas y amigo de Belfort de que ha estado ayudando la transferencia de dinero a Suiza.

¿Y el final? El propio Belfort, ahora arrepentido y reciclado en autor y conferenciante, ha advertido de los peligros de glamurizar su pasado. En una entrevista en la CNN estadounidense pidió que la película se vea como una historia “con moraleja”, añadiendo que él terminó “perdiéndolo todo”.

El lobo de Wall Street, la película de Martin Scorsese, causa sensación en la City
Comentarios