Las lluvias de Semana Santa suben los embalses de agua en España

Embalse de El Grado soltando agua. / RR SS.
Embalse de El Grado soltando agua. / RR SS.
El conjunto de las presas del país está al 63,13% de su capacidad, muy por encima del dato de hace un año y en la media de la última década.
Las lluvias de Semana Santa suben los embalses de agua en España

Las últimas lluvias, con especial hincapié en las caídas durante la Semana Santa, han representado un balón de oxígeno vital para numerosas áreas de España que estaban acosadas por la sequía. Según los datos facilitados por el Ministerio para la Transición Ecológica este martes, en tan solo una semana, la reserva de agua embalsada en la España peninsular ha experimentado un aumento de 2.968 hectómetros cúbicos (hm³). Esta cifra, comparada con el consumo anual de agua dulce para usos industriales del país (aproximadamente 1.100 hm³) y el abastecimiento urbano anual (alrededor de 5.000 hm³), destaca la magnitud de este crecimiento.

El Boletín Hidrológico semanal, actualizado este martes, revela que la reserva hidráulica peninsular alcanza el 63,13% de su capacidad total, lo que representa un incremento del 5,3% en solo siete días. Esta situación contrasta notablemente con el mismo período del año pasado, cuando la reserva estaba al 51,53%, evidenciando un progreso significativo. A pesar de ello, es importante tener en cuenta que aún persisten desafíos, especialmente en regiones como Cataluña, donde la situación sigue siendo preocupante.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, celebra el alivio que han supuesto estas lluvias, aunque advierte que las Administraciones no deben descuidar el camino del ahorro, la eficiencia y el aprovechamiento adecuado del agua. “Los impactos de cambio climático han venido para quedarse”, añade.

Las regiones más beneficiadas

En el ámbito energético, las precipitaciones han impulsado la producción hidroeléctrica, alcanzando el 196,8% de la producción del año anterior entre el 25 y el 31 de marzo. Esta situación ha contribuido a la reducción de los precios de la electricidad en España, llegando incluso a registrar valores negativos.

Especialmente beneficiadas han sido las regiones del sur de la Península, donde la sequía amenazaba con recortes en el suministro de agua tanto para la agricultura como para uso urbano. Gracias a las lluvias recientes, la llegada de barcos cisterna para abastecer ciudades como Almería, Málaga y Cádiz durante el verano ha sido descartada por la Junta de Andalucía.

A pesar de estas mejoras, persisten desafíos, como en el caso de Cataluña, donde las precipitaciones no han sido tan intensas como en otras regiones del país. Los embalses de las cuencas internas catalanas todavía están muy por debajo de la normalidad, lo que subraya la necesidad de continuar con medidas de planificación y concienciación ciudadana sobre el consumo responsable del agua. @mundiario

Comentarios