Llamas sin control: más de 20.000 hectáreas quemadas en la Comunidad Valenciana

Incendio en Bejís. / Captura de pantalla
Incendio en Bejís. / Captura de pantalla

Tres personas tuvieron que ser atendidas tras presentar quemaduras de gravedad al bajarse de un tren que iba con destino a Zaragoza, al verse sorprendidos por la cercanía de las llamas.

Llamas sin control: más de 20.000 hectáreas quemadas en la Comunidad Valenciana

España se quema. La Comunidad Valenciana se ha visto envuelta en múltiples llamas en las últimas horas, sin embargo, la lluvia y el granizo caído esta tarde han aplacado el incendio que comenzó el sábado en la Valle d’Ebo (Alicante), lo que ha frenado su avance después de arrasar con al menos 11.500 hectáreas. No obstante, es en Bejís (Castellón) donde la situación se ha complicado con unas 9.900 hectáreas calcinadas, las cuales se extienden por un perímetro de 50 kilómetros y han pasado a la provincia de Valencia, donde afecta a la localidad de Alcublas.

De acuerdo con el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, al menos 30 medios aéreos están luchando con las llamas en función de la operatividad, pues el humo dificulta los vuelos en determinadas horas.

Por su parte, la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, señaló que si el fuego saltaba la autovía Mudéjar, la A-23 amenazaría una zona de “alta vulnerabilidad y elevado valor ecológico”, refiriéndose al parque de la sierra de Espadán, una reserva natural que dificultaría mucho el trabajo de extinción.

Una noche complicada            

El presidente Ximo Puig ha manifestado que el trabajo en Bejís se ha centrado en la seguridad de las personas, “no solo ante el peligro de las llamas, sino también por el humo”, por lo que a las dos de la madrugada, tras un cambio en la dirección del viento, se procedió a evacuar la localidad de Sacañet, que se suman a los 2.100 evacuados de Bejís, Torás y Teresa.

No obstante, esta variación del viento dejó como resultado un agente de protección de la naturaleza del equipo de bomberos de Aragón herido leve en Bejís, lo que eleva la cifra a 15 personas lastimadas en este foco. Dos bomberos unas horas antes y otras 11 víctimas, tres de ellas heridas de gravedad al bajarse de un tren que se había detenido ante la amenaza de las llamas.

Y es que, según ha explicado la delegada del Gobierno, Pilar Bernabé, el accidente se produjo cuando la maquinista ha detenido el vehículo para dar marcha hacia la dirección de origen. En ese transcurso de tiempo, algunos pasajeros han roto varias ventanas y han saltado por el miedo a ser alcanzados por las llamas mientras estaban inmovilizados. Algunos de ellos regresaron al tren y otros se desplazaron a pie hasta Caudiel, donde fueron recogidos.

Puig ha explicado en declaraciones a los medios que la investigación está en manos de Renfe, ya que se desconocen los motivos por los que no hubo un aviso a la operadora que “actuó de manera correcta y preventiva”. @mundiario

Llamas sin control: más de 20.000 hectáreas quemadas en la Comunidad Valenciana
Comentarios