Buscar

MUNDIARIO

Una lista de quejas ciudadanas se presenta contra la reforma de permisos parentales

Dos familias monomarentales han presentado sendos reclamos contra la Seguridad Social debido a que desean tener la custodia de sus hijos e hijas.

Una lista de quejas ciudadanas se presenta contra la reforma de permisos parentales
Familia feliz. / Pexels.com.
Familia feliz. / Pexels.com.

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

Los casos de Cristina Prat desde La Cerdanya, en Gerona, y Begoña García desde Bilbao, han puesto sobre el debate si la reforma de permisos parentales funciona. Ambas mujeres han presentado reclamación ante la Seguridad Social porque la reforma de los permisos de maternidad y paternidad, que entró en vigor el pasado 1 de abril, ha empeorado las condiciones de las familias monoparentales, como ellas y como otras 1.876 que hay en España, 1.536 con una mujer al frente, según cita El País.

Las quejas de ambas mujeres han sido apoyadas por  la Federación de Madres Solteras (Fams. La organización explica que la nueva legislación “produce discriminación por no hacer ningún tipo de diferenciación entre las necesidades de las familias monoparentales y las biparentales en los casos de parto múltiple o hijos con discapacidad”. Los bebés reciben menos tiempo de cuidado. "El de los hijos de estas es más reducido, al ser de 16 semanas en vez 24 semanas por el hecho de nacer o formar parte de una familia monoparental”, añaden en las declaraciones dadas a El País.

Su presidenta, Carmen Flores, reclama que la monoparentalidad sea "transversal en todas las políticas de derechos y de bienestar social" si no se quiere "vulnerar los derechos de los hijos". Una posición que es ratificada por Begoña García. Explica que el nuevo decreto, —que amplió de cinco a ocho semanas los permisos para los padres y progresivamente los equipará a los de las madres, 16 semanas para cada uno en 2021— no permite "traspasar" las semanas que corresponderían al otro progenitor. En síntesis, asegura que la medida no es “justa”.

Cristina Prat hubiese tenido mejores condiciones con la anterior ley, 18 semanas de permiso tras el nacimiento de sus mellizos. “En casos de partos múltiples, eran 16 semanas más dos, para el padre o la madre. Ahora me quedo en 17, pierdo una, porque la otra semana extra tiene que ser para el otro progenitor sí o sí. Y en este caso no hay, soy yo sola”, sentencia el caso recogido por el citado medio El País. Como se observa, el debate se instala en la reforma de permisos parentales. @mundiario