Libia: el paso de la tormenta Daniel deja más de 40.000 desplazados por las inundaciones

Más de 2.300 muertos y 10.000 desaparecidos en Libia tras las inundaciones por el ciclón Daniel. / Twitter
Más de 2.300 muertos y 10.000 desaparecidos en Libia tras las inundaciones por el ciclón Daniel. / Twitter

La ONU estima que la tormenta causó la muerte de más de 3.900 personas, aunque aún no se ha alcanzado un acuerdo oficial sobre la cifra exacta de víctimas. 

Libia: el paso de la tormenta Daniel deja más de 40.000 desplazados por las inundaciones

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) hizo público un informe alarmante que revela que más de 40.000 personas se han visto obligadas a desplazarse en el noreste de Libia debido a las devastadoras consecuencias del paso de la tormenta Daniel.

Según la OIM, la falta de asistencia y suministros esenciales ha forzado a los residentes locales a abandonar Derna y otras áreas afectadas por las inundaciones. El comunicado emitido por la organización en su cuenta oficial de redes sociales el 21 de septiembre subraya que la carencia de acceso al agua potable ha llevado a miles de personas a tomar la decisión de trasladarse hacia municipios en el este y oeste del país africano en busca de condiciones más seguras.

400 migrantes muertos

Un informe de la Oficina Humanitaria de las Naciones Unidas reveló que, trágicamente, al menos 400 migrantes perdieron la vida como resultado de la tormenta Daniel. Esta población desempeña un papel crucial dentro de los desplazamientos internos de Libia.

El país africano se ha convertido en una base temporal para aquellos que deciden migrar desde África y Medio Oriente, llegando a Libia después de enfrentar el peligroso cruce del Mar Mediterráneo, dejando atrás la pobreza, la falta de oportunidades y los conflictos en sus países de origen. Previamente, la OIM había informado que alrededor de 100,000 migrantes vivían en las áreas afectadas por las inundaciones, con 8,000 de ellos en la ciudad de Derna, la mayoría proveniente de Chad, Egipto y Sudán.

Las mortales lluvias del ciclón Daniel, que azotaron Libia el pasado 10 de septiembre, cobraron la vida de miles de personas y causaron estragos en la capital libia y otras regiones del país. Ríos de agua de varios metros de altura inundaron las zonas, sumergiendo a los habitantes locales y destruyendo vecindarios a su paso. Según las Naciones Unidas, la tormenta causó la muerte de más de 3.900 personas, aunque aún no se ha alcanzado un acuerdo oficial sobre la cifra exacta entre el gobierno libio, las agencias de noticias y las organizaciones internacionales de ayuda humanitaria.

El Consejo de Estado de Libia, la Cámara Alta del Parlamento, ha solicitado iniciar una exhaustiva investigación internacional sobre las causas de estos desastres en Derna como resultado del paso de la tormenta Daniel. Tras una reunión de emergencia celebrada el pasado domingo, el organismo anunció su voluntad de llevar a cabo esta investigación para tomar las medidas necesarias y emitir una resolución internacional al respecto.

Las represas de Abu Mansur y Al Bilad de la ciudad estallaron durante la tormenta, liberando una inmensa corriente de agua que inundó completamente el centro de la ciudad, que alberga a más de 100,000 habitantes. Según un informe de la Oficina de Auditoría Libia, ambas represas no habían recibido mantenimiento desde su construcción en la década de 1970, a pesar de los fondos asignados previamente para este propósito. La Fiscalía libia ha iniciado una investigación para determinar las razones detrás de la ruptura de las represas.

Ayuda internacional

Mientras continúan las labores de búsqueda y rescate en las zonas afectadas, la ayuda internacional persiste. Argelia envió un segundo grupo de socorristas a Libia para reemplazar al primer equipo que contribuyó en las labores de búsqueda y rescate durante los primeros 10 días tras la tormenta. Además, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció una donación de 11 millones de dólares para apoyar a organizaciones y grupos locales e internacionales involucrados en la asistencia a las áreas afectadas por esta tragedia que ha sumido a Libia en la desesperación.

La región continúa siendo golpeada por fenómenos naturales, con un reciente terremoto de magnitud 4.5 en Tobruk, aproximadamente a 200 km de Derna, sin que se hayan reportado víctimas hasta el momento. @mundiario

Comentarios