Princesa Letizia: La mayoría de los españoles ya no besa manos esquivas

La princesa de España, Letizia Ortiz.
La princesa de España, Letizia Ortiz.
La princesa española cierra pubs para divertirse con las colegas y se larga a sus aposentos cuando le tocan la peineta las homilías o le entra el sopor después de tanto fandango o juerga.
Princesa Letizia: La mayoría de los españoles ya no besa manos esquivas

 

Según cuenta El Semanal Digital, parece que, paradójicamente, la relación entre la Princesa (periodista) y sus compañeros de profesión no atraviesa por un buen momento. La tensión comienza a hacerse evidente. Sin ir más lejos, levantó ampollas la actitud de Letizia en la recepción previa a la misa de entronización del Papa Francisco.

Leticia quiere tener los privilegios de princesa, la ambición de llegar a ser reina pero ser un número, tilde o punto en la tierra, mientras cierra pubs para divertirse con las colegas o se larga a sus aposentos cuando le tocan la peineta las homilías o le entra el sopor después de tanto fandango o juerga.

Ha debido pensar que por su retocada cara quirófano "manos de prestidigitador", que atusando su melena y vistiendo esos estupendos diseños de Caprile, el ciudadano iba a caer rendido ante sus encantos y soberbios gestos.

Pues no, señora, la mayoría de los españoles ya no hinca las rodillas, ni besa manos esquivas, y mucho menos está dispuesto a que su dinero no sea rentable como lo manda le ley, hacienda y la Santa Madre Iglesia.

Creo que su alteza no se ha enterado tampoco -y digo tampoco porque últimamente tengo la impresión de que tanto la realeza, como la clase política vive o en Saturno o han tenido una regresión umbilical a la Edad Media- de que el abanico de inversión del presupuesto de la Casa Real es inmenso, es decir, en vez de pagar los viajes reales, furtivos o no, en lugar de destinar esa ingente cantidad para mantener a la familia real, a la que cualquier día vemos sumadas las ovejas de la abuela de la tía de los Rocasolano, lo podríamos destinar a la ciencia, a sanidad, educación... ¿O no?

Princesa Letizia: La mayoría de los españoles ya no besa manos esquivas
Comentarios