Buscar

MUNDIARIO

Leer en los tiempos de la era digital: ¿y tú en que lees, en e-book o en papel?

Por cada 200 libros vendidos en las librerías apenas se venden tres e-books. Parece que no son tantos los consumidores pero aquí también entra la piratería.

Leer en los tiempos de la era digital: ¿y tú en que lees, en e-book o en papel?
Libros.
Libros.

Firma

María Rodríguez

María Rodríguez

La autora, MARÍA RODRÍGUEZ, escribe en MUNDIARIO y mantiene el Facebook de Desayuno con Libros. Licenciada en Ciencias de la Documentación en la Universidad de Granada. @mundiario

Por cada 200 libros vendidos en las librerías apenas se venden tres e-books. Parece que no son tantos los consumidores pero aquí también entra la piratería.

Está claro que el libro electrónico está en el mercado y que hay gente que lee en un dispositivo electrónico ya sea tablet o e-reader. En nuestro país, según datos que acaba de hacer públicos la agencia del ISBN, por cada 200 libros vendidos en las librerías apenas se venden tres e-books. Parece que no son tantos los consumidores pero aquí también entra la piratería, algo que está haciendo mella en las librerías y editoriales.

El concepto de biblioteca también empieza a cambiar, hace poco leí que la Biblioteca Pública de Nueva York quiere dar un cambio, que es trasladar dos millones de libros que hasta ahora ocupan ocho plantas de su sede central a dos almacenes para así poder crear un nuevo espacio público ideado por el arquitecto Norman Foster y  dejar la biblioteca con soportes electrónicos, wi-fi y cafetería.

Este año también abrió sus puertas la primera biblioteca sin libros en la Universidad Politécnica de Florida y aunque nos suene surrealista es así, en ella no hay libros en las estanterías, en ella hay más de 135.000 libros en formato digital a pesar de contar con una superficie de más de mil metros cuadrados.

Ante este nuevo concepto de bibliotecas efímeras  y de diferentes soportes de lectura yo ante todo  me considero lectora y como tal me confieso lectora de los dos formatos, pero sigue gustándome más el papel.

La sensación que tengo al leer en mi e-reader es diferente a cuando lo hago en un libro tradicional. En el  no me sumerjo tanto en la novela y no la siento igual.

Es una sensación que supongo se debe a la costumbre de muchos años leyendo en papel y de sentir  su olor , su textura,  ver la portada, la contraportada, hasta el grosor del libro , todo ello hace que me sienta más cómoda, más yo, estableciendo una relación de amistad con mi libro.

El  libro electrónico lo uso cuando voy de vacaciones por no cargar mi maleta de más cosas, es cómodo y me parece fantástico poder trasladar varias novelas en ese pequeño aparato.

Pero aunque yo crea que en esta vida podemos dar cabida a los dos formatos y que no están reñidos, hay muchos que se declaran defensores de uno u otro formato, y siempre está la misma pregunta:- ¿Y tú que prefieres ebook o papel ? 

Soy muy fan de  las nuevas tecnologías, no las rechazo nunca  y procuro no ser una antagonista con este tema, pero me declaro de todas amante del papel. Soy una bibliófila empedernida nada practica, me encantan las encuadernaciones bonitas, llegar a casa con libros y darles su sitio en mi hogar. Para mi son mágicos y una casa sin ellos carece de alma.

Ahora acaba de aparecer en el mercado el Seebook, un e-book con formato físico, es como una tarjeta postal que  reproduce la cubierta y contracubierta de la edición en papel de un libro determinado. En su interior contiene lo que la empresa ha denominado “ExLib”, una etiqueta diseñada por un artista y sobre la que se encuentra impreso el código QR o alfanumérico, este código lo escaneas o copias, introduces tu correo electrónico y en la bandeja de entrada te aparecerá un enlace, allí lo descargas en un solo click disponiendo de descargas ilimitadas.

Tanta tecnología ya me abruma, para al final tener algo físico en forma de libro,pero sin páginas. Esto me recuerda a una frase que dijo el escritor y cronista Arturo Pérez Reverte, quizás algo brusca: "Quien crea la felicidad inmensa de acariciar lomos de piel o cartoné y hojear páginas de papel pueden sustituirse por un chisme de plástico con un millón de libros electrónicos dentro, no tiene ni puta idea. Ni de qué es un lector, ni de qué es un libro".

Como gran romántica que soy  yo quiero envejecer al lado de mis libros, son parte de mi, una extensión de mi cuerpo, son parte de mi vida, de mi historia , de mi evolución como lectora, he ido creciendo con ellos y para mi son mi mayor legado, porque un lector nato es mucho más que un consumidor de libros. 

Me declaro adicta a ellos, son parte de mi vida, más que eso son mi vida, porque sin ellos yo no sería la misma persona. El amor a los libros es tan generoso por parte de ellos que no me piden nada a cambio y yo sin embargo de ellos aprendo cada día más.

Que cada uno  lea en el formato que más le guste,en el que le de la gana ya sea tablet smartphone, e-reader o libro tradicional , pero lo importante es leer, la lectura es un avance para la sociedad. 

No creo que una nueva tecnología extinga a otra, al igual que la fotografía no eliminó a la pintura el cine no eliminó al teatro y la televisión no eliminó a la radio, por eso no creo que el e-reader elimine a nuestro querido libro en papel. Hay que saber convivir con los dos formatos. 

No obstante donde esté una bonita librería llena de magia con un buen librero y que te prescriba grandes libros perdidos entre las estanterías, ante eso el libro electrónico no tiene competencia.