Buscar

MUNDIARIO

Lavarse las manos sigue siendo la mejor prevención contra el estafilococo

El estafilococo es un tipo de microbio del que pocos en el mundo han podido huir, puede causar infecciones casi en cualquier parte del cuerpo y la forma de deshacerse de él es larga como cara.

Lavarse las manos sigue siendo la mejor prevención contra el estafilococo
Lavado de manos. / RR SS.
Lavado de manos. / RR SS.

Existe un tipo de estafilococo, el Staphylococcus Aureus, o Estafilococo Áureo, que  en la última década ha traído a los sistemas de salud del mundo de cabeza. Esta bacteria resultó ser resistente a meticilina (SARM), y por tal razón es mucho más difícil de tratar.

¿Cómo se adquiere el estafilococo?

Este microbio es de las denominadas “silenciosas”, es decir que se puede ser portador sin siquiera notarlo. Alunas personas sanas generalmente tienen estafilococos en la piel, la nariz u otras áreas del cuerpo y la mayoría de las veces, el microbio no causa una infección ni síntomas. Es decir, se puede estar colonizado y aún así no notarse nada extraño.  Estas personas, los portadores, pueden propagar el estafilococo a otros que sí presenten signos de infección severa.

Bien entonces, nos pueden contagiar otros, por contacto piel a piel pero también se pueden propagar al tocar algo que los contenga, incluso ropa o el aire. De haber alguna ruptura en la piel como raspones, granos o cortaduras, el estafilococo puede ingresar directo a la sangre.

Aunque, normalmente una infección con este microbio es menor (si ocurre en la piel), en todo el mundo se han registrado decesos por el Estafilococo Áureo.

Como no sabemos quién sí porta y quién no, los médicos siguen concluyendo que el lavado de manos es la mejor protección ante este flagelo.  No hay terapias preventivas ni vacunas específicas contra esta cepa, así que va quedando el lavado de manos, con jabón, como única protección efectiva ante este mal. @mundiario