Buscar

MUNDIARIO

La ONU avisa de que 10.000 niños mueren de hambre en plena pandemia del coronavirus

"Los efectos de la crisis de Covid-19 sobre la seguridad alimentaria se reflejarán dentro de muchos años”, ha señalado las Naciones Unidas. Los países más afectados serían Burkina Faso, Sudán, Yemen, Afganistán y Venezuela. 
La ONU avisa de que 10.000 niños mueren de hambre en plena pandemia del coronavirus
Niños en un comedor de Miranda (Venezuela).
Niños en un comedor de Miranda (Venezuela).

La pandemia del coronavirus no solo golpea a la salud, sino al hambre. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha advertido de que la letal enfermedad provoca que mueran cerca de 10.000 niños debido a que no tienen qué comer. Dicha diagnostico fue difundido por la agencia The Associated Press antes de su publicación en la revista médica Lancet.

Sin embargo, este dato no es el único alarmante. En el informe de la ONU también se informa de que más de 550.000 niños adicionales cada mes están siendo afectados por lo que se llama emaciación -desnutrición que se manifiesta en miembros delgados y estómagos distendidos-. Eso representa un aumento anual de 6,7 millones, con relación al total de 47 millones del año pasado.

Los países más afectados por la denominada pandemia del hambre serían Burkina Faso, Sudán, Yemen, Afganistán y Venezuela. Por ejemplo, en Burkina Faso, uno de cada cinco niños pequeños sufre de desnutrición crónica. Los precios de los alimentos han aumentado y 12 millones de los 20 millones de habitantes del país no tienen suficiente comida.

En América Latina la realidad no resulta tan lejana. En febrero, una de cada tres personas en Venezuela ya pasaba hambre, ya que la inflación hizo que muchos salarios casi no valieran nada y obligó a millones a huir al extranjero. Entonces llegó el virus.

En Afganistán, por ejemplo, las restricciones de movimiento impiden a muchas familias llevar a sus hijos desnutridos a los hospitales para recibir alimentos y ayuda justo cuando más lo necesitan. El hospital Indira Gandhi de la capital, Kabul, sólo ha atendido a tres o cuatro niños desnutridos.

Como sea, según el citado informe, el aumento de las muertes infantiles en todo el mundo invertiría el progreso mundial por primera vez en décadas. Las muertes de niños menores de 5 años han disminuido constantemente desde 1980, hasta alcanzar los 5,3 millones en todo el mundo en 2018, según un informe de UNICEF. Alrededor del 45 por ciento de las muertes se debían a la desnutrición. @mundiario