La calidad de las prestaciones farmacéuticas está en juego en España

Las multinacionales no garantizarán 20.000 farmacias como hay en España, el mismo número de farmacéuticos ni el mismo tipo de servicio, alerta Begoña Vila.
La calidad de las prestaciones farmacéuticas está en juego en España

"Están en peligro las farmacias rurales", según Ana Prieto Nieto.

La farmacéutica lucense y columnista de MUNDIARIO Ana Prieto Nieto, que preside el colegio profesional de su provincia, alerta de que las medidas de contención del gasto en los últimos meses han llevado al colectivo a una situación muy complicada, con algunos cierres que, dice, "ponen en peligro la calidad de la prestación farmacéutica". En estos momentos tienen otro caballo de batalla, la Ley de Servicios Profesionales. "Un cambio en la propiedad-titularidad de las farmacias no va a producir un ahorro en el gasto público en medicamentos -afirma en declaraciones a La Voz de Galicia- ni va a mejorar la competitividad de la economía, ni tampoco va a producir mejora alguna en la salud de los ciudadanos". Ana Prieto advierte de que ese proceso abierto va a permitir "la entrada del poder económico, con la aparición de las grandes cadenas, favoreciendo intereses multinacionales y poniendo en peligro el interés general, especialmente en las farmacias de la zona rural, de menor rentabilidad". Esta colaboradora de MUNDIARIO cree que, de consumarse la pretensión, las pequeñas empresas actuales acabarían en el 90 % de los casos en manos de las grandes cadenas, con la consiguiente pérdida de empleo. "El farmacéutico independiente -asegura- no se deslocaliza ni en situaciones de caída de rentabilidad ni de crisis porque prioriza el interés sanitario frente al económico".

Ana Prieto coincide así con la tesis expresada en un artículo publicado en MUNDIARIO por su colega Begoña Vila Vázquez, farmacéutica ,analista clínico y especialista en ortopedia. A su juicoo, "la concentración de farmacias es un denominador común donde están liberalizadas. Si se liberalizan se proletariza la profesión, no se permite que se gane un dinero razonable en la mayor parte de las farmacias y al final se consigue o el cierre o que el servicio no sea el adecuado o que la calidad del personal no sea cualificada. Por eso es tan importante el ratio de 2.100 habitantes por farmacia, que es el más bajo de Europa".

"Las multinacionales -explicó Begoña Vila en MUNDIARIO- no garantizan 20.000 farmacias como hay en España, el mismo número de farmacéuticos ni el mismo tipo de servicio, porque esto implica un gran sacrificio a nivel personal que da el derecho de propiedad y unas inversiones económicas que una multinacional nunca asumiría si el resultado no es lo suficientemente rentable. Sólo habría farmacias en los sitios más rentables".

La calidad de las prestaciones farmacéuticas está en juego en España
Comentarios