Buscar

MUNDIARIO

Ahora el kilogramo físico se medirá de manera diferente

Las definiciones de cuatro unidades científicas básicas, incluyendo el kilogramo y el kelvin, ahora se basan en constantes fundamentales en lugar de medidas arbitrarias.

Ahora el kilogramo físico se medirá de manera diferente
Kilogramo. / Net Tv.
Kilogramo. / Net Tv.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Las definiciones revisadas de cuatro unidades científicas, el kilogramo, el kelvin, el amperio y el topo, han entrado vigencia. El cambio, decidido el año pasado, significa que todas las unidades base del Sistema Internacional de Unidades (SI) ahora se definen de acuerdo con constantes fundamentales fijas de la naturaleza, en lugar de un objeto físico o una referencia arbitraria.

El cambio, en el que los metrólogos han estado trabajando durante décadas, marca la mayor sacudida de las unidades SI desde 1875, pero será muy transformador para el kilogramo. Hasta el Día Mundial de la Metrología, el 20 de mayo, todas las masas en el mundo se calibraron contra un trozo de platino e iridio que reside en una bóveda cerca de París. Sin embargo, esta masa, que ha definido el kilogramo desde 1889, es vulnerable al desgaste, por lo que es una referencia potencialmente inestable.

Ahora, el kilogramo se derivará a través de un experimento que utiliza un valor fijo de la constante de Planck. En un método, un dispositivo conocido como equilibrio Kibble genera una fuerza electromagnética que se equilibra contra una masa. La constante de Planck se usa para derivar la magnitud de la fuerza electromagnética, que a su vez se usa para calcular la masa (la constante de Planck define el tamaño de los paquetes de energía en la escala cuántica, con una precisión exquisita). El amperio, el kelvin y el topo se redefinirán utilizando otros experimentos.

Las otras tres unidades básicas del SI, la segunda, el medidor y la candela, ya están basadas en constantes. Por ejemplo, desde 1983, el medidor se ha definido de acuerdo con la velocidad de la luz: un metro es la distancia que la luz recorre en el vacío en 1 / 299,792,458 segundos.

La redefinición de hoy en día permite a cualquier laboratorio con equipos adecuadamente precisos definir el kilogramo desde cero. Al relacionar la definición con una constante, a través de un experimento, en lugar de con un objeto de tamaño arbitrario, también significa que los científicos pueden trabajar con el mayor nivel de precisión en cualquier escala, sin perder precisión.

Representantes gubernamentales de todo el mundo votaron por unanimidad la renovación en noviembre del año pasado en la Conferencia General sobre Pesos y Medidas en Versalles, Francia.

El cambio también significa que las constantes en las que se basan las nuevas definiciones, la carga del electrón para el amperio, la constante de Avogadro para el topo, la constante de Boltzmann para el kelvin y la constante de Planck para el kilogramo, son valores actuales con cero incertidumbre.   @mundiario