La juventud, del italiano Paolo Sorrentino, mejor película europea del 2015

Fotograma de La juventud, de Paolo Sorrentino, mejor filme europeo de 2015.
Fotograma de La juventud, de Paolo Sorrentino, mejor filme europeo de 2015.

En la ceremonia de entrega de los 28 Premios del Cine Europeo, celebrada en Berlín, quedó ratificada la importancia de las coproducciones para emprender nuevos filmes. 

La juventud, del italiano Paolo Sorrentino, mejor película europea del 2015

Una gran noche la de  la 28 edición de los Premios del Cine Europeo, entregados en Berlín: el galardón de la mejor película para “La juventud” (Youth) de Paolo Sorrentino, coproducción de Italia-Suiza-Francia-Reino Unido; galardones especiales  a los actores británicos Michael Cane y Charlotte Rampling, premiados también como mejores intérpretes;  premio a “Amy”, de  Asif Kapadia, como mejor documental,  y “La isla mínima”, premio del público, entre otros reconocimientos.  La ceremonia fue transmitida por internet por la página http://europeanfilmawards.eu/

La cinta “La juventud” (Youth) fue  estrenada este año en el Festival  de Cannes. Michael Caine es su protagonista. La película nos cuenta la historia de Fred, un director de orquesta retirado que pasa unas vacaciones en los Alpes con su hija y Mick, uno de sus mejores amigos y director de cine al que le cuesta terminar su último filme.  Fred tendrá que enfrentarse a los errores cometidos durante toda una vida dedicada a su carrera. En la ceremonia de esta noche, su director Sorrentino  expresó que su filme “es una obra sobre la percepción de la libertad sexual”. Francesca Cima, productora, manifestó “la importancia y necesidad  de las coproducciones para realizar buenos filmes en Europa”.

Cartel de La juventud, con Michael Cane, Mejor película europea de 2015.

 

Un momento muy emotivo, con una ovación de los asistentes, fue la entrega por parte de Win Winders, guionista y director alemán, presidente  de la Academia Europea de Cine, del Premio de Honor al legendario actor británico Michael Cane, después de haber actuado en más de cien películas, interpretando los más diversos personajes, y proporcionando momentos inolvidables del séptimo arte, en títulos como Alfie, La huella, Educando a Rita, Hannah y sus hermanas, Little voice, El americano impasible, y otros.

La noche traería otra sorpresa para Michael Cane pues obtendría el Premio al Mejor Actor por su participación en “La juventud”, filme que también proporcionó a Paolo Sorrentino el galardón al mejor director.

“En 50 años –dijo Michael Cane- yo  nunca gané un premio en Europa, y esta noche he ganado dos”.

La británica Charlotte Rampling tambièn fue doblemente premiada, al obtener un Premio Especial por su trayectoria artística y reconocimiento  a la mejor actriz por su participación en “45 años”, del inglés  Andrew Haigh, filme que cuenta la historia de un matrimonio que enfrenta una sorpresa tras décadas de estar juntos. También en el Festival de Berlín de este año, la Rampling fue galardonada por este papel.

El filme sueco “Una paloma sentada en una rama reflexionando sobre la existencia”, de Roy Andersson, fue seleccionada como mejor comedia.  El filme es una reflexión sobre la absurdidad de la muerte y, por lo tanto, de la vida, recibió el León de Oro en la Mostra de Venecia y ha sido seleccionado por Suecia para el Óscar a la mejor película de habla no inglesa.

El documental “Amy” del inglés Asif Kapadia, hijo de inmigrantes hindúes, obtuvo el máximo galardón, como esperábamos. El filme es un vibrante y estremecedor documento, que capta la vida de la excepcional intérprete Amy Winehouse, gracias a un excelente material de archivo. La cinta nos muestra la vida de la joven que existía detrás de la estrella. La cantante fue filmada y fotografiada hasta la saciedad. La vida de esta lumbrera musical acabó como un juguete roto. No aspiraba a la fama, sino a ser una cantante y a tener una vida normal. La fama le llegó de repente y… no supo qué hacer con ella.

El filme, con dos horas de duración, nos emociona y nos entristece al ver en la pantalla, cómo Amy nos seduce con su voz, ya desde muy joven, y cómo su vida va a la deriva tras sus éxitos. El documental de largometraje es el género más difícil de desarrollar, y en este caso ratifica cómo el talento, y el arte cinematográfico, con todos los elementos de su lenguaje: fotografía, montaje, sonido, música, pueden lograr una obra maestra, de gran comunicación con el público.

Otros reconocimientos entregados en esta edición: Premio al mejor guión de Yorgos Lanthimos  y Efthimis Filippou por “Langosta”;  Premio del Público al filme español “La isla mínima”, de Alberto Rodríguez; Premio por su papel en el cine mundial al actor Christoph Waltz;  Premio de la Fipresci a “Mustang” del turco Deniz Gamze Ergüven; mejor fotografía a  Martin Gschlacht por 'Goodnight Mommy'; mejor montaje a Jacek Drosio por 'Body'; mejor vestuario a Sarah Blenkinsop por 'Langosta'; mejor música a Cat Eyes por 'The Duke of Burgundy'; mejor sonido a Vasco Pimentel y Miguel Martins por 'Arabian Nights'; mejor cinta de animación para “La canción del mar”, de Tom Moore; y mejor corto para Picnic, de Jure Pavlovic.


 

La juventud, del italiano Paolo Sorrentino, mejor película europea del 2015
Comentarios