Juguetes sexuales que protagonizan la revolución de la masturbación masculina

Juguetes sexuales diseñados para la estimulación masculina.
Juguetes sexuales diseñados para la estimulación masculina.

Enfocados a la estimulación masculina, existen en el mercado masturbadores que pueden pasar completamente desapercibidos, a los que se les ha dado aspecto de lata de cerveza o de huevo.

Juguetes sexuales que protagonizan la revolución de la masturbación masculina

Enfocados a la estimulación masculina, existen en el mercado masturbadores que pueden pasar completamente desapercibidos, a los que se les ha dado aspecto de lata de cerveza o de huevo.

Son  muchos los aspectos positivos de la práctica de la masturbación, la experiencia de la estimulación a través de ese acto tan íntimo tanto en hombres y mujeres cuando no es compartido. Una acción totalmente saludable, que provoca placer sexual.

Estos juguetes sexuales son diseñados para ellos, latas con forma de boca, vagina o ano, que se adaptan al pene. Son productos que vienen diseñados con 12 nódulos en el interior distribuidos irregularmente, para la conseguir así, un placer más intenso a través tanto de los materiales utilizados como la anatomía del propio juguete.

Por una lado descubre lo que asemeja una vagina, incluidos los labios externos, y por otra un agujero que simula el orificio anal, cubriendo así todos los posibles gustos del comprador.

Podríamos destacar que gracias a su diseño, pueden introducirse cualquier tipo y tamaño de pene perfectamente para disfrutar de una cómoda e íntima experiencia sexual.

Un país donde es muy frecuente encontrar todo un amplio surtido de aparatos enfocados a la masturbación masculina es Japón, en Tokio son muchas las tiendas donde venden vaginas de plástico dentro de latas de refrescos.

Otro modelo que podríamos destacar es el huevo masturbador, también enfocado para la estimulación masculina.

Está diseñado con apariencia de huevo, y aseguran ser el más efectivo para alcanzar un orgasmo completamente placentero, es muy elástico y ajustable. El interior de cada huevo Tenga Egg, ya que existen seis modelos a elegir,  tiene un sistema nuevo de estrías que proporcionan diferentes tipos de placer. Y al igual que la lata está fabricado para todo tipo de tamaños de pene.

Para utilizarlo, basta con retirar el precinto y lubricar su interior con una loción que viene incluida, colocarlo posteriormente en la punta del pene y tirar hacia abajo simulando la colocación de un preservativo, un juguete masculino que está causando furor entre los más sibaritas. Está fabricado con un elastómero de grado médico que no produce reacciones alérgicas.

Juguetes sexuales que protagonizan la revolución de la masturbación masculina
Comentarios