Buscar

MUNDIARIO

Jorge Luis Borges, brillante literato argentino, que nació tal día como hoy

Borges solía decir que "uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe". El poeta, ensayista y escritor se caracterizaba por tener un estilo propio y ser conocido como un escritor "diabólicamente correcto".

Jorge Luis Borges, brillante literato argentino, que nació tal día como hoy
Jorge Luis Borges en una biblioteca, su lugar favorito. / narrativabreve
Jorge Luis Borges en una biblioteca, su lugar favorito. / narrativabreve

Redacción

Análisis de @mundiario

Jueves, 24 de agosto de 1899, nacía Jorge Luis Borges en Buenos Aires. Quizá en ese instante nadie pensó que se convertiría en un brillante literato argentino, recordado para siempre, pero así fue y así es. Borges creció en Ginebra (Suiza) y no fue hasta su regreso a Argentina en 1921, con 22 años, cuando comenzó a publicar sus primeros ensayos y poemas en revistas literarias.

Este miércoles 24 de agosto de 2016, se conmemora su nacimiento, el de una de las grandes figuras de la literatura hispanohablante del siglo XX, un día destacado en Argentina pero también en todos los países de habla hispana. 

A su regreso a Argentina en 1921, algunas de las primeras obras que escribió fueron ‘Fervor de Buenos Aires' (1923), su primer libro de versos, seguido de 'Luna de enfrente' y el ensayo 'Inquisiciones' en 1925.

También colaboró con la revista Sur, fundada por Victoria Ocampo, lo que contribuyó a forjar su fama dentro del país. Más adelante, en 1930 se adentró en la narrativa fantástica y en el cultivo de una poesía metafísica.

El brillante literato argentino se caracterizaba por tener un estilo propio y ser conocido como un escritor "diabólicamente correcto", tal y como lo califican artistas iberoamericanos.

El brillante literato argentino se caracterizaba por tener un estilo propio y ser conocido como un escritor "diabólicamente correcto", tal y como lo califican artistas iberoamericanos. Según poetas, escritores y novelistas, su legado es de una brillantez inmensa. Estos aseguran que hay que conocer al escritor argentino para entenderle y asimilarle "por una necesidad de subsistencia".

"Mi infancia son recuerdos de 'Las mil y una noches', de 'El Quijote', de los cuentos de Wells, de la Biblia inglesa, de Kipling, de Stevenson...", decía el escritor, que se inició traduciendo las obras de los grandes autores.

Borges utiliza un singular estilo literario, basado en la interpretación de conceptos como los de tiempo, espacio, destino o realidad. La simbología que utiliza remite a los autores que más le influencian -William Shakespeare, Thomas De Quincey, Rudyard Kipling o Joseph Conrad-, además de la Biblia, la Cábala judía, las primigenias literaturas europeas, la literatura clásica y la filosofía.

Borges solía decir que "uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe". Además de asegurar que "la literatura no es otra cosa que un sueño dirigido".

Gracias a su dominio del inglés --debido a haber vivido su infancia en Europa-- Borges también aportó muchas obras en lengua inglesa, factor que le hizo ser de los autores más influyentes en la literatura de nueva creación.

Según el escritor, cada vez que aprendía un idioma podía valorar su belleza y frialdad, y por ello este se quedaba con la música, con los pensamientos propios de un poeta que surge sólo cuando conoce nuevas lenguas. Esta era la actitud que Borges mantenía al escribir en castellano, escuchar esa musicalidad que le ofrecían las palabras.

Borges solía decir que "uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe".

Él mismo declaró que sus preferencias estaban en el cuento que es un "género esencial", y no en la novela "que obliga al relleno". La ficción también es un género que refleja el enfoque propio, original y postmoderno del escritor. Su gran amigo y también colaborador de la revista Sur, Adolfo Bioy Casares, calificó sus escritos como "una parada intermedia entre un ensayo y una historia".

A la edad de 55 años, Borges se quedó invidente a causa de una ceguera progresiva hereditaria que le había obligado a relacionarse con los libros a través de las lecturas orales de su madre. Además, para escribir requería continuamente la ayuda de sus amigos, a los que dictaba sus cuentos fantásticos.

Autores como el cubano Ronaldo Menéndez hacen referencia a Borges como un "escritor tóxico" porque se te pega en la memoria. "Tóxico pero brillante como ninguno", aseguró.

Jorge Luis Borges falleció el 14 de junio de 1986 de un enfisema pulmonar, tres días después de mudarse a su nuevo apartamento en la ciudad suiza que le vio crecer y confesándose infeliz: "He cometido el peor de los pecados que un hombre puede cometer. No he sido feliz".

"De todos los instrumentos del hombre, el más asombroso es, sin duda, el libro. Los demás son extensiones de su cuerpo (...) Pero el libro es otra cosa: el libro es una extensión de la memoria y la imaginación", decía el escritor en vida.

La Biblioteca Juan Hilarión Lenzi en Santa Cruz conmemora su aniversario

Borges fue bibliotecario en Buenos Aires de 1937 a 1945, conferenciante y profesor de literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires, presidente de la Sociedad Argentina de Escritores, miembro de la Academia Argentina de las Letras y director de la Biblioteca Nacional de Argentina desde 1955 hasta 1974. En 1961 comparte con Samuel Beckett el Premio Formentor, otorgado por el Congreso Internacional de Editores. Desde 1964 publica indistintamente en verso y en prosa.

Para el poeta, ensayista y escritor argentino, la biblioteca siempre fue considerada un templo, como así lo reafirmaba él al decir: "Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca". Ahora la Biblioteca Juan Hilarión Lenzi en Santa Cruz (Argentina), ha decidido conmemorar el aniversario del nacimiento de Borges, según ha informado el Gobierno de Santa Cruz.

En este homenaje promovido por la Secretaría de Estado de Cultura a través de la dirección de la biblioteca, se proyectarán vídeos y se realizarán exposiciones y debates, además de contar con la participación del actor local Andrés Fernández y de las docentes universitarias en Letras, Tatiana Altamirano y Patricia Vega.

La Directora de la Biblioteca Lenzi, Raquel Careli, aseguró que "quienes asistan, podrán disfrutar de un material audiovisual y, asimismo, recibirán tarjetas con frases borgeanas que los alumnos del taller prepararon para la ocasión".

Junto a esto agregó que "por su parte, la profesora Patricia Vega hablará acerca de Borges y el mundo clásico, la profesora Tatiana Altamirano también disertará al respecto y el talentosísimo Andrés Fernández recitará el poema borgeano 'Lluvia'."