Javier Llor Igualada, un ejemplo del deporte como forma de educar y de vivir

13346460_1064810250246750_8575518801244300763_n
Javier Llor, jugador del Elche CF./ Franjiverdes

A veces un docente desconoce las posibilidades de un alumno y Javier Llor era el ejemplo de estudiante que superaba con dificultades las asignaturas, pero que destacaba en el fútbol.

Javier Llor Igualada, un ejemplo del deporte como forma de educar y de vivir

Lo tuve un año como alumno en el Programa de Diversificación, que atendía a estudiantes con dificultades para superar las materias por muchos motivos, como el absentismo o problemas de aprendizaje y de conducta.

Javier Llor cogía todas las tardes el tren desde Orihuela a Elche para entrenar a fútbol que era y sigue siendo su pasión. Aquel chico de dieciséis años era el claro ejemplo de un chaval que, pese a las dificultades que tenía dentro de un sistema educativo hipertrofiado, sentía que aquel deporte era su forma de vivir y de ser responsable dentro de una comunidad, porque no hay mejor comunidad que un equipo.

Riguroso con los entrenamientos y devoto de este deporte, el fútbol se ha convertido para Javier Llor en su forma de vivir y de aprender. Ahora mismo está jugando su segundo año como senior en el Elche CF, tras jugar en categorías infantiles y juveniles de equipos como el Real Murcia o el Hércules.

No sé cuál será la proyección de Javier Llor, después de estos logros que no están al alcance de muchos, pero diré que aprendí algo importante de este alumno. El sacrificio y el esfuerzo no son exclusivos de tareas académicas, sino que el deporte también es una disciplina donde un chaval como Javier, al que le costaba estudiar, encontró una manera de estar en el mundo y de comprometerse con los demás.

Enhorabuena, Javier.

Javier Llor Igualada, un ejemplo del deporte como forma de educar y de vivir
Comentarios