Buscar

MUNDIARIO

Jacob Blake, el joven negro que recibió siete disparos de la policía de Wisconsin, habla por primera vez

El joven de 29 años habla desde la cama de hospital en la que permanece luego de ser víctima de los disparos del agente. Su caso encendió una ola de protestas a pocos meses de la muerte de George Floyd, otro afroamericano asfixiado por un agente de policía.
Jacob Blake, el joven negro que recibió siete disparos de la policía de Wisconsin, habla por primera vez
Jacob Blake. / Twitter.
Jacob Blake. / Twitter.

Jacob Blake ha hablado por primera vez luego de recibir siete disparos de un policía blanco en Kenosha, Wisconsin. Su incidente reavivó las protestas contra el racismo que derivaron en primer lugar por la muerte de George Floyd, un afroamericano asesinado por un agente blanco que aplicó una maniobra ilegal en su detención hasta asfixiarlo. Blake habla desde la cama de hospital en la que permanece desde el incidente en un vídeo dirigido a las personas que se han sentido indignadas por su caso.

"Hay mucha más vida por vivir", dijo el joven de 29 años que permanece paralizado de la cintura para abajo. "Tu vida, y no solo tu vida, tus piernas, algo que necesitas para moverte y seguir adelante en la vida, te lo pueden quitar así".

Ben Crump, abogado de Blake, fue el encargado de difundir la grabación a través de sus redes sociales. "Duele al respirar, duele al dormir, duele al moverse de un lado a otro, duele al comer", comentó Blake sobre lo que pasa las 24 horas del día por las grapas quirúrgicas en su espalda y en su estómago. "Les digo que cambien sus vidas allá afuera. Podemos permanecer juntos, hacer algo de dinero, hacer todo más fácil para nuestra gente aquí, hombre, porque hay mucho tiempo que ha sido desperdiciado", añadió.

 

Blake está acusado de agresión sexual en tercer grado, allanamiento de morada y conducta desordenada. The Washington Post indicó que la primera aparición del joven fue el viernes en una comparecencia virtual ante la corte, donde finalmente se declaró inocente de los cargos que se le imputan. 

Blake recibió siete disparos el pasado 23 de agosto cuando abría la puerta de su vehículo, donde iban a bordo sus tres hijos. Entonces un policía le agarró de la camisa y le disparó, alegando que el joven iba a buscar un cuchillo. @mundiario