Buscar

MUNDIARIO

Las islas Lobeiras ocupan una posición estratégica en la ría de Corcubión

En la Lobeira Grande se levanta un faro que facilita la navegación por la ría ayudando a los barcos a salvar los escollos que representan los bajíos rocosos de la zona.

Las islas Lobeiras ocupan una posición estratégica en la ría de Corcubión
Faro de Lobeira. / Roi DaSaraiba
Faro de Lobeira. / Roi DaSaraiba

Las Islas Lobeiras, Lobeira Grande, Lobeira Chica y Corrumeiro, se encuentran en plena ría de Corcubión, frente de la costa de Carnota, en la provincia de A Coruña. Son un pequeño grupo de islas de menos de un kilómetro cuadrado que albergan un faro desde hace más de un siglo, hoy día automatizado pero inicialmente atendido por un torrero que tenía que vivir obligatoriamente allí.

Son unas pequeñas islas rocosas cuya superficie granítica representa una extensión en el mar del macizo de O Pindo. La escasa superficie y su estructura rocosa impiden que tengan un uso distinto que el de servir de base para un faro. Sus principales habitantes son los cormoranes moñudos que las utilizan como lugar para anidar.

¿Por qué se llaman así? Hay quién dice que su nombre viene de que en otros tiempos estuvieron habitadas por lobos marinos. La tradición marinera le atribuye el bautismo a que esperaban escondidas como los lobos a que los barcos chocasen contra ellas representando un grave peligro para la navegación. No en vano fueron escenario de diversos naufragios. Allí encontraron su final los carboneros ingleses Wolfstrong (1870) y Daylight (1897), así como los mercantes griegos Skuld (1901) y Polymia (1904).