Una isla japonesa sexista ha sido nominada como patrimonio de la humanidad

Isla Okinoshima, Japón Wikimedia Commons
Isla Okinoshima, Japón. / Wikimedia Commons

Esta isla japonesa es un shinto kami (sitio sagrado) que pertenece al Santuario Munakata Taisha.

Una isla japonesa sexista ha sido nominada como patrimonio de la humanidad

La remota isla de Okinoshima mide 800.000 m2, se situada al sur de Japón y es uno los lugares más sagrado del país. Según cuenta su leyenda, los antiguos dioses Shinto llevaron a 3 emperatrices a la isla de Okinoshima con la misión de salvaguardar el Imperio de Japón.

No obstante, en la actualidad, las mujeres tienen vetada la entrada a ella y solo algunos pocos hombres pueden ingresar a la isla. Sin embargo, esta situación puede cambiar ya que Okinoshima ha sido nominada por la UNESCO como patrimonio de la humanidad.

Esta isla japonesa es un shinto kami (sitio sagrado) que pertenece al Santuario Munakata Taisha y solo tienen acceso los sacerdotes del santuario.Sin embargo, el 27 de mayo, la isla se abre a 200 hombres que deben seguir los rituales del santuario, mantener en secreto el viaje y no tomar nada de aquel lugar.

En relación a la prohibición de las mujeres, se cree que puede ser por dos razones: la sangre de la menstruación de las mujeres es impura por lo que podría ensuciar el lugar o, para proteger a las mujeres, los hombres le prohibían ir a la isla porque el viaje a Okinoshima solía ser peligroso.

Por su parte, los habitantes de Okinoshima se muestran preocupados por el posible cambio del status quo del lugar ante su nominación en la UNESCO cuya decisión final no se conocerá hasta julio. "Nuestra postura se mantendrá sin cambios incluso si está registrado en la lista del patrimonio mundial”, declaró un responsable del santuario Munakata Taisha al Mainichi Daily , "vamos a seguir para regular estrictamente las visitas a la isla”.

Una isla japonesa sexista ha sido nominada como patrimonio de la humanidad
Comentarios