Irán aprueba una ley de vestimenta rigurosa para las mujeres

Mujeres utilizando velo. / RR SS
Mujeres utilizando velo. / RR SS
El Parlamento iraní ha dado luz verde a un proyecto de ley que impone medidas más estrictas a las mujeres que no cumplan con el estricto código de vestimenta, incluyendo la obligación de usar velo.
Irán aprueba una ley de vestimenta rigurosa para las mujeres

La nueva ley, que tiene un período de "prueba" de tres años, ha sido aprobada tras "numerosas revisiones expertas", según el jefe de la Comisión Judicial y Legal del Parlamento iraní, Musa Ghazanfarabadi. Establece sanciones severas para las mujeres que no cumplan con el código de vestimenta, que incluyen multas de hasta 1.800 euros, penas de cárcel de hasta cinco años, la confiscación de automóviles y la prohibición de conducir. Además, se contemplan deducciones salariales, pérdida de prestaciones laborales y la prohibición de acceder a servicios bancarios.

Estas medidas no solo afectan a las mujeres que no se cubren, sino que también sancionan a aquellas que muestren en público o en redes sociales "desnudez parcial o ropa ajustada o reveladora". La ley prohíbe prendas como pantalones rotos, mangas cortas o bermudas, y prevé el despido de empleados que incumplan estas normas.

Expertos de la ONU han condenado la legislación, calificándola como "una forma de apartheid de género" que perpetúa la discriminación sistemática contra las mujeres y niñas. Además, señalan que viola derechos fundamentales, como la igualdad de género y la libertad de expresión.

La aprobación de esta ley se produce tan solo cuatro días después del primer aniversario de la muerte de Mahsa Amini, un evento que estuvo rodeado de fuertes medidas de seguridad para evitar protestas, recordando las manifestaciones del año pasado que dejaron 500 muertos y 22.000 detenidos. Siete manifestantes fueron ejecutados, uno de ellos en público.

A pesar de la represión, muchas mujeres iraníes continúan sin cumplir con el código de vestimenta, enfrentándose a confiscaciones de automóviles, negación de servicios públicos y otros castigos. Patrullas policiales advierten a las mujeres que se cubran en espacios públicos.

El presidente iraní, Ebhraim Raisí, minimizó la muerte de Mahsa Amini como "un incidente" y culpó a países occidentales por una supuesta "guerra híbrida" contra Teherán. Durante su intervención en la Asamblea de Naciones Unidas, Raisí expresó su compromiso de liderar la lucha contra el terrorismo en la región y buscar la paz en Oriente Próximo. @mundiario

Comentarios