Buscar

MUNDIARIO

Una instalación rinde homenaje a las víctimas de la pandemia en New York

Con el título de CoVIDA, la artista plástica norteamericana-mexicana Andrea Arroyo adorna las rejas de entrada del Museo Mansion Morris-Jumel, como un canto a la salud y la esperanza.

 

Una instalación rinde homenaje a las víctimas de la pandemia en New York
Entrada de la Mansion Morris-Jumel, en New York,  y la instalación CoVIDA, de Andrea Arroyo /  Bruce Katz
Entrada de la Mansion Morris-Jumel, en New York, y la instalación CoVIDA, de Andrea Arroyo / Bruce Katz

Como una muestra de respeto y consideración a los fallecidos, a la capacidad de la ciudad de New York para superar las circunstancias dramáticas de la pandemia, y de reconocimiento a todo el personal sanitario y de otras áreas, que aún se enfrenta a esta crisis, surge esta iniciativa de Andrea Arroyo, una artista reconocida internacionalmente.

La mansión Morris-Jumel instala,  hasta el 31 de diciembre,  CoVIDA en sus  puertas y la reja del parque Roger Morris, el lugar de la casa histórica de 1765 y la residencia más antigua de Manhattan.

Inspirándose en una variedad de memoriales tradicionales de todo el mundo, Arroyo combina múltiples elementos que incluyen figuras aladas estilizadas, utilizadas en varias culturas para representar el concepto universal de libertad; la silueta del paisaje urbano que celebra la recuperación de la  ciudad; guirnaldas de flores color cempasúchil del tradicional Día de Muertos de América Latina; papel picado; y adornos que evocan listones conmemorativos tradicionales, árboles de deseos, banderas de oración y altares, empleadas en México y otros países. Las cintas incorporadas en la pieza incluiyen los nombres de las víctimas de la pandemia, enviadas por el público para su inclusión en el memorial viviente.

CoVIDA, instalación de Andrea Arroyo, en New York /Bruce Katz

Andrea Arroyo trabajando en su instalación CoVIDA, en New York / Bruce Katz

Shiloh Holley, Directora Ejecutiva de la Mansión Morris Jumel, declaró a los medios que esta propiedad y sus antiguos habitantes han presenciado y resistido otros retos y tragedias nacionales durante siglos, desde desplazamientos, guerras, crisis financieras, desastres naturales y ataques terroristas, hasta la actual crisis de Covid-19. “El área de la mansión Morris-Jumel, que anteriormente comprendían 130 acres, es el lugar apropiado para exhibir CoVIDA - Homenaje a las Víctimas de la Pandemia, como testimonio de la resiliencia de la gente de la ciudad de Nueva York para sobrevivir y superar la tragedia y dolor."

“Debido a las cuarentenas y las estrictas pautas de distanciamiento social, las personas no han podido unirse para llorar como comunidad, estar con sus seres queridos al fallecer, o ser testigos de la magnitud de esta tragedia en todo el país”, dijo Arroyo.

“Además de reconocer nuestra herencia cultural y la tierra de la Nación Lenape en la que estamos hoy, CoVIDA reconoce que la vida continúa durante la pandemia, y mientras reflexionamos sobre la devastadora cifra de fallecidos, miramos hacia el futuro con esperanza y celebramos la vida que está aquí y ahora "-expresó.

Sobre la artista

La amplia  obra de Andrea Arroyo aborda  temas de justicia social, incluida la inmigración, la discriminación de género y raza,  la crisis ambiental, y sus consecuencias especialmente  en las mujeres. Actualmente, está investigando el impacto de la pandemia en las comunidades negras y latinas, así como la dinámica de la migración en la ciudad de Nueva York.  Su obra se encuentra en colecciones públicas y privadas de todo el mundo (incluida la Biblioteca del Congreso y el Instituto Smithsonian), y también ha recibido amplio reconocimiento local e internacional, con una extensa cobertura de prensa en más de doscientos artículos en los medios internacionales.  Arroyo ha publicado sus dibujos en The New Yorker (arte de portada), The New York TimesThe International Herald Tribune y The Nation. @mundiario