El insólito caso de dos bebés intercambiadas por error en un hospital de Logroño en 2002

Un bebé prematuro en una incubadora. / UNICEF Etiopía en Flickr
Un bebé prematuro en una incubadora. / UNICEF Etiopía en Flickr

La Consejería de Salud de La Rioja admite que se trató de un "error humano". Una de las afectadas pide una indemnización de tres millones de euros por los daños causados.

El insólito caso de dos bebés intercambiadas por error en un hospital de Logroño en 2002

Sí, has leído bien: dos bebés fueron intercambiadas en un hospital de Logroño en 2002. Las dos niñas nacieron el mismo día, con apenas cinco horas de diferencia, y cada una se marchó del centro de salud público en brazos de una familia diferente a la suya… por culpa de un error humano.

19 años después, una de aquellas jóvenes reclama una indemnización de tres millones de euros por los daños causados. Esto es todo lo que sabemos sobre el insólito caso:

Intercambiadas en la incubadora

Las dos mujeres implicadas en el caso nacieron con algo en común, además de la fecha y del lugar de nacimiento, el hospital logroñés de San Millán: ambas llegaron al mundo con poco peso, por lo que fueron destinadas al área de incubadoras para permitir su desarrollo completo. Y fue precisamente ahí cuando se produjo el presunto fallo que cambió su destino.

La denunciante, cuyo nombre real no ha trascendido, ha declarado que debido a este cambio en el hospital pasó de un “entorno estructurado” a “una familia con complicaciones”, por lo que terminó siendo criada por la que creía que era su abuela.

Un descubrimiento casual

Sin embargo, la primera sospecha de que algo no andaba bien no llegó sino 15 años después. En 2017, la abuela de la joven interpuso una demanda de alimentos contra el padre de su nieta, alegando que el hombre no se hacía cargo de ella. En medio de la disputa legal, el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Logroño ordenó una prueba de ADN, que reveló que el hombre demandado, en realidad, no era el padre biológico de la adolescente. Unos análisis posteriores confirmaron que su presunta madre tampoco tenía relación genética con la menor.

La protagonista de esta historia decidió entonces encontrar la verdad. Cuando cumplió 16 años se dirigió a los letrados con una petición contundente: “Díganme ustedes quién soy”. El abogado del caso, José Sáez-Morga, detalla que acudieron a la inspección de Salud de La Rioja y luego de semanas las pesquisas arrojaron un resultado: había 17 niñas nacidas en esas fechas que podían coincidir con la denunciante. Finalmente, los análisis sanguíneos indicaron que solo había una bebé con la que podría haber sido intercambiada.

 

 

Dos procedimientos jurídicos abiertos

Ahora mismo, el procedimiento se encuentra a expensas de unas pruebas de ADN solicitadas el pasado enero, de acuerdo con El País. El objetivo: descubrir si los padres de aquel bebé eran en realidad los biológicos de la clienta de Sáez-Morga. Los demandantes, entre tanto, creen que cuentan con evidencias suficientes para pensar que están en lo cierto. El letrado aclara que las dos afectadas no se han puesto en contacto hasta ahora y que desconoce si la segunda víctimas planea tomar acciones legales por el caso.

En paralelo, hay dos procesos legales abierto: el primero, a cargo de la Fiscalía, que representa a las menores en un proceso de filiación y para corregir el fallo del Registro Civil, pues las identidades de dos personas no son correspondientes. Y el de la denunciante, que ha reclamado tres millones de euros como compensación por los daños generados, argumentando que la “negligencia” del personal del hospital conlleva una causalidad recogida en el artículo 220.5 del Código Penal.

¿Podría volver a ocurrir algo así?

La noticia ha sido dada a conocer por el diario LaRioja.com y ha sido confirmada este martes por la consejera de Salud riojana, Sara Alba. La portavoz del Gobierno regional ha explicado que el caso se judicializó durante la legislatura pasada y que la consejería está “profundamente volcada en resolver la reclamación patrimonial solicitada y con absoluto respeto a los procedimientos judiciales y con la máxima colaboración con la Justicia”.  
Así, el Ejecutivo riojano ha querido mandar un mensaje de tranquilidad en medio de la polémica por el insólito caso. La Consejería de Salud ha subrayado que “garantiza que esta situación no puede volver a suceder”, debido a que “han cambiado los sistemas de identificación en estos años y los procedimientos son seguros y fiables”.

En ese sentido, las autoridades han recordado que en 2002 se realizaba una ficha personal con huella digital, pero en la actualidad se utiliza una muestra de sangre del cordón umbilical. “Es importante destacar que estos procedimientos actuales permiten afirmar que sería imposible que algo así, a día de hoy, volviera a ocurrir”, ha reiterado Sara Alba. @mundiario 

El insólito caso de dos bebés intercambiadas por error en un hospital de Logroño en 2002
Comentarios