La inmensidad del Salar de Uyuni, en Bolivia, te dejará impactado, sin palabras

El Gran Salar de Uyuni. / Sergio Pessolano
El Gran Salar de Uyuni. / Sergio Pessolano

Su deslumbrante manto blanco se asemeja a un inmenso glaciar, que en temporada seca se endurece y cuartea geométricamente y en temporada de lluvias se transforma en un gigantesco espejo.

La inmensidad del Salar de Uyuni, en Bolivia, te dejará impactado, sin palabras

Su deslumbrante manto blanco se asemeja a un inmenso glaciar, que en temporada seca se endurece y cuartea geométricamente y en temporada de lluvias se transforma en un gigantesco espejo.

Cuenta la leyenda que una bella dama llamada Thunupa estaba casada con Cuzco, quién abandonó a su esposa por una joven doncella llamada Cosuña. Thunupa, embarazada e indignada por esto, se dio a la fuga por lo que se llamaba Kachipampa y allí cayó. En ese páramo, después de dar a luz y antes de morir, Thunupa lloró con lágrimas tan saladas que éstas y la leche que brotaba de sus senos convirtieron el lugar en un majestuoso salar, el salar de Thunupa, actualmente conocido como el Salar de Uyuni.

El salar de Uyuni es, con sus 12.000 kilómetros cuadrados, el desierto salado más grande en el mundo y uno de los más altos, pues se encuentra a casi 3.700 metros sobre el nivel del mar. Se extiende como una plataforma plana y blanca, un impresionante espejo de sal, que se ubica en el departamento de Potosí, al sur de Bolivia. Se formó, al margen de lo que diga la leyenda, por la evaporación de un antiguo mar y se compone de una docena de capas de sal, cuyo espesor varía entre los 2 y 10 metros, estimándose que alberga más de 60 mil millones de toneladas de sal.

En medio del salar se encuentran 2 islas: La isla Cujiri, también conocida como isla del Pescado porque vista de lejos forma la silueta de un pez, y la isla Incahuasi. La primera es un pintoresco promontorio rocoso de granito de menos de 2 kilómetros cuadrados y la segunda, un poco más pequeña, se formó con los restos de un volcán a base de caliza petrificada. Ambas están cubiertas de abundantes y vistosos cactus gigantes de hasta 10 metros de altura.

La inmensidad del Salar de Uyuni, en Bolivia, te dejará impactado, sin palabras
Comentarios