La inhumana muerte de Samuel tiene todas las características de linchamiento

Manifestación contra el asesinato de Samuel, un joven de 24 años, en la Plaza de María Pita (A Coruña, Galicia, España). / Fernando Losada Rodríguez, Creative Commons.
Manifestación contra el asesinato de Samuel, un joven de 24 años, en la Plaza de María Pita (A Coruña, Galicia, España). / Fernando Losada Rodríguez, Creative Commons.

Un homicidio tan cruel como el de Samuel Luiz en el paseo marítimo de A Coruña, perpetrado por un grupo de jóvenes veintitantos, muestra una enfermedad social sobre la que debe reflexionarse.

La inhumana muerte de Samuel tiene todas las características de linchamiento

Hemos conocido otras agresiones con resultado de muerte, como la famosa del “hombre de los tirantes” en Zaragoza o, la más reciente, de otro señor de 54 años, ocurrido en la localidad coruñesa de Carballo el pasado mes de abril. Fueron empujones violentos que le ocasionaron la muerte a las víctimas, pero uno contra uno. Sin embargo, el caso de Samuel tiene unas características más inhumanas, más preocupantes, porque echan por tierra cualquier concepto de civilización, de humanidad, de cultura, de sentimiento, de razón.

Me estoy refiriendo al hecho de que a la primera acción de un agresor le sigue una persecución, un acorralamiento, unos golpes por parte de un grupo de jóvenes, contra un pobre muchacho que ya está en suelo, indefenso y herido. Sin ninguna razón ni proporción le dan una y otra patada, uno y otro golpe, quizás incluso en la cabeza. Evidentemente, la intención es hacerle el mayor daño posible pero no cara a cara, en manada, escondidos en el anonimato del grupo. Incluso es posible que alguno no supiera por qué estaba dando esos golpes a un joven indefenso, pero seguían golpeándolo y pateándolo durante mucho tiempo, hasta que lo dejaron casi muerto y falleció poco después. ¿Qué extraña satisfacción puede sentir un joven hundiendo su pie con saña en el cuerpo de un herido, en el cuerpo de un joven poco corpulento? Y esto lo han hecho ellos y ellas, sin distinción de agresividad ni sensibilidad. No es fácil imaginárselo. Hay que tener una mentalidad agresiva de la que carecen incluso los animales más fieros.

Samuel: un homicidio con características de un linchamiento

Ha sido un homicidio que casi tiene las características de un linchamiento, una de las acciones más inhumanas que es capaz de realizar una sociedad y que pone de manifiesto un trastorno social pasajero. Cuando un grupo de personas quiere tomar la justicia por su mano con un delincuente o con una persona que consideran que no merece vivir, se produce esa pérdida de humanidad de matar a golpes a un semejante, con la desaparición total de la razón. Pero siempre ocurre ese golpear en grupo, amparándose en el anonimato, en ese querer participar en la acción de forma cobarde, traidora.

La inhumana muerte de Samuel tiene todas estas características de linchamiento, incluso nos hace recordar la muerte de Jimmy, también provocada por un grupo de hinchas; sin embargo, la violencia se desencadenó en medio de un enfrentamiento entre grupos. Nos lo recuerda, pero lo de Samuel no tiene similitud con este y otros casos de violencia entre grupos. No hubo enfrentamiento, fue en frío, le patearon sin razón. Por ello, parece lógica la reacción de los ciudadanos de A Coruña y de otras partes de España al manifestarse contra esta muerte y pedir justicia para los autores.

 

Todos esperamos verlos pronto en el banquillo de los acusados, pero seguro que se mostrarán con cara de circunstancias, con aspecto de no haber roto un plato, incluso con alguna que otra lágrima y pidiendo perdón por lo que hicieron. La esperanza es que tengan una condena ejemplar, aunque jurídicamente no pueda considerarse un asesinato.

En todo caso, sería muy ilustrativo socialmente saber la condición humana y mental de estas personas; las razones de su acción tan agresiva y próxima a los irracionales; los pensamientos que han pasado por sus cabezas incluso el día después, cuando pudieron comprobar el resultado de su brutal agresión; los sentimientos que han tenido los agresores que no fueron detenidos en el primer momento y esperaban que no los encontraran; qué hacen sus familias, qué hacen los amigos cómplices de lo que han hecho. ¿Siguen considerándose personas? @mundiario 

La inhumana muerte de Samuel tiene todas las características de linchamiento
Comentarios