SIGNIFICADOS INÉDITOS

La inevitable acritud de los neorrurales

Joven neorrural pastoreando cabras_opt
Joven neorrural pastoreando cabras. / Cadena Ser

Esta nueva forma de vivir, más simple y austera, más autosuficiente y ecológica, en la mayoría de los casos sólo da para sobrevivir, no para ganar dinero.

La inevitable acritud de los neorrurales

Mostraremos, en esta ocasión, cómo un concepto idealizado del campo hace que muchos jóvenes de ciudad, soñadores de la Arcadia feliz, avinagren su carácter al darse de bruces con la cruda realidad del pastoreo; contrastaremos arideces extremas con diferentes actitudes frente al agua; pasearemos por ágoras y mezquitas, hasta merecer, finalmente, el juicio de Dios. Nuevos Significados inéditos que afloran en Mundiario.  

aflorar. (de aflorar + flora). Asomar a la superficie, cuando nacen, el conjunto de plantas de una zona. La tierra es el útero materno desde el que, germinadas las semillas, afloran las plantas.

aforar. (de aforar + orar). Calcular la capacidad de un lugar destinado a la oración. Si el sujeto de los rezos fuera el alma en lugar del cuerpo, no haría falta aforar ningún recinto ni establecer medidas de restricción. Pero los cuerpos son extensos y ocupan un lugar en el espacio. La Másyid al-Haram, "la mezquita sagrada", también conocida como la Gran Mezquita de La Meca, es la más grande del mundo y puede albergar, en sus distintas explanadas, a 2 millones de fieles.

afrodita. (de afrodita + afro-, africano). Diosa del amor de las mujeres afro.

agobiar. (de agobiar + Gobi). Causar abatimiento o sensación de impotencia la aridez extrema del desierto del Gobi.

agonizar. (de agonizar + Niza). Estar muriéndose en la ciudad francesa de Niza. Es muy probable que mueras en Francia, si agonizas.

agorero. (de agorero + ágora). Persona que vaticinaba toda suerte de males y desdichas en las plazas donde se reunían las asambleas públicas de las antiguas ciudades griegas. Los agoreros eran pájaros de mal agüero y en el ágora ateniense la sacerdotisa ayudaba a proteger a la democracia de los malos augurios.

agostar. (de agostar + star, estrella). Debilitar o consumir el vigor de una estrella. Agostar el sol llevará 5.000 millones de años.

agrado. (de agrado + Agra, ciudad india). Impresión de gusto que causa en el ánimo del visitante la ciudad india de Agra.

agrario. (de agrario + ario). Habitante de un pueblo nórdico, muy sobrevalorado por los nazis, que vive de la agricultura.

agraviar. (de agraviar + aviar). Ofender a las aves. O ser ofendido por ellas: hace poco más de un año, cinco loros grises africanos del Lincolnshire Wildlife Park de Friskney (Reino Unido) tuvieron que ser apartados de la vista del público debido a los insultos y todo tipo de obscenidades que dedicaban a los visitantes. Probablemente, no muy diferentes de los que en algún momento pudieran dedicarse los visitantes entre sí.

agriar. (de agriar + agri-, campo). prnl. Volverse un urbanita persona de campo. Las personas que abandonan la ciudad para irse a vivir al campo no pueden evitar agriarse. Se trata de personas sin experiencia agraria que quieren adoptar un nuevo estilo de vida, agropecuario o artesanal, radicalmente alejado del trabajo asalariado que consume el tiempo y de la cultura consumista que termina por fagocitar el poco que queda. Pero esta nueva forma de vivir, más simple y austera, más autosuficiente y ecológica, en la mayoría de los casos sólo da para sobrevivir, no para ganar dinero, por lo que algunos de los neorrurales, transcurridos dos o tres años, emprenden el viaje de vuelta a la ciudad. Para, ya en la urbe, recuperar también el carácter perdido.

agrupar1. (de agrupar + par). Juntar a los números pares.

agrupar2. (de agrupar + grupa). Clasificar a las caballerías según las características de su grupa.

aguacate. (de agua + cate). Suspenso pasado por agua. El aguacate representa la actitud opuesta de quienes ahogan sus penas académicas en alcohol.

aguacero. (de agua + cero). Chaparrón que no deja ni una gota de agua. Cuando cae un aguacero se derrama una contradicción.

aguantar. (de aguantar + agua). Soportar estoicamente un chaparrón. Puede decirse que quienes viven en zonas áridas donde casi nunca llueve carecen de aguante.

aguardar. (de aguardar + agua). Esperar a que llueva. O, si ya lo está haciendo, a que llegue el guarda.

agujero. (de agujero + aguja). Perforación efectuada con una aguja. Es más fácil que un rico entre en el reino de Dios que meter un camello en un agujero.

aherrojar. (de hierro + rojo). Durante la Edad Media, como forma de comprobar la inocencia o culpabilidad de alguien acusado de un delito, encadenarlo con grilletes de hierros candentes y esperar a ver qué pasaba. Si sobrevivía o no resultaba demasiado dañado, se entendía que el juicio de Dios, que todo lo sabe, lo consideraba inocente y no debía recibir castigo alguno. Si, por el contrario, los efectos de las quemaduras lo señalaban o moría, era signo evidente de culpabilidad. Así funcionaba la ordalía, palabra que no se escribe con hache pero que, si lo hubiera hecho (para dar a entender su conexión con las hordas), hubiera resultado plenamente justificado. De estos juicios se derivan las expresiones “prueba de fuego”, en tanto que prueba crucial para la vida de una persona, y “poner la mano en el fuego”, para manifestar el respaldo incondicional a alguien. Dicho sea de paso: los neorrurales que aguanten tienen el mío. @mundiario

La inevitable acritud de los neorrurales
Comentarios