Buscar

MUNDIARIO

Indignación en Extremadura: una mujer murió con PCR positivo sin lograr atención médica

Los familiares no desestiman emprender acciones judiciales, mientras piden la apertura de un expediente disciplinario para los responsables "que omitieron las llamadas reiteradas alertando del estado en el que cual se encontraba".
Indignación en Extremadura: una mujer murió con PCR positivo sin lograr atención médica
Un Hospital en Extremadura. / Pixabay
Un Hospital en Extremadura. / Pixabay

Maira Perozo

Periodista.

Una mujer de 47 años con PCR positivo en coronavirus falleció en Extremadura, sin tener derecho ni siquiera al seguimiento médico de los sanitarios del recinto de salud al cual por derecho le compete atenderla.

Durante los 8 días días de confinamiento y convalecencia de la mujer ningún sanitario llegó a verla, ni le dio seguimiento a su caso, aún cuando desde el centro de salud le fue notificado su positivo de PCR, y a pesar de las innumerables llamadas y mensajes de alerta de la familia de la fallecida. La hoy occisa responde a las siglas J.R.C. y era vecina de Aceuchal.

Los familiares indignados y con el dolor frente a la pérdida de su pariente, han remitido una carta al consejero de Sanidad, José María Vergeles donde le reprochan: "cree usted, señor consejero, que hay derecho a esto, a dejar morir a una persona joven en su casa asfixiada por la gestión que están haciendo de la Atención Primaria? ¿Hay derecho a esto?".

Por otra parte, los familiares no desestiman emprender acciones judiciales, mientras piden la apertura de un expediente disciplinario para los responsables "que omitieron las llamadas reiteradas alertando del estado en el que cual se encontraba".

Asimismo, la familia narra en detalles cómo ocurrieron los lamentables hechos: "Con fecha 11 de octubre, mi suegra con 47 años acude al PAC de Aceuchal, localidad en la que reside al encontrarse mal. Se le solicita PCR, siendo realizada y dando positivo tanto ella como su marido y uno de sus hijos. Tanto su hijo como su marido realizan numerosas llamadas, las cuales deben estar registradas, siendo la respuesta que es su centro de salud el responsable de ir a valorarla, ya que se encuentra mal y manifiesta que se asfixia". Agregan que: "el día 15, realizan la llamada al 112 y a su centro de salud y la respuesta es que están muy saturados. La llaman pasadas dos o tres horas para decirle que eso es normal sin valorarla…, Solo vía telefónica. Y se atreven a prescribirle medicación sin previa valoración". Igualmente: "el día 16, continua igual y así se puede demostrar por los whatsapps enviados a familiares y conocidos cuando le preguntan al hijo por su madre. Siguen sin recibir llamada de su médico de familia a pesar de las llamadas realizadas en la que informaban que se fatigaba y que se ahogaba".

El día 17 no se soluciona nada: "Continua con fiebre de 39 grados. El día 18, vuelven a llamar al 112 en varias ocasiones, así como al centro de salud, porque estaba muy decaída y desorientada, y usted que es médico, (en referencia al consejero Vergeles) puede intuir que todo se podía deber a la falta de oxigenación que estaba teniendo. Incluso les informan de que está echando espuma por la boca…, y tiene el valor de seguir prescribiendo ansiolíticos y decirle que eso es de los nervios y todo esto vía telefónica hasta que el día 19, a las 7 horas aproximadamente, vuelven a llamar porque ya no responde, y es en esos momentos, cuando la pobre está casi muerta, deciden trasladarla al hospital Tierra de Barros, falleciendo a los pocos minutos".

La carta remitida de la familia concluye señalando: "Póngase en el lugar de esta familia, de su marido, de sus hijos, y piense por unos momentos que haría si le pasara esto a usted. Le puedo asegurar que cuando la familia coja fuerzas esto no va a quedar en el olvido. ¿Cree que se puede seguir atendiendo vía telefónica a las personas? ¿Cuántas más tienen que morir en estas circunstancias para que tomen medidas?".

En Extremadura en las últimas horas se han reportado cinco fallecidos por coronavirus, un total en 671 desde el inicio de la pandemia. La región ha notificado 223 casos positivos de la Covid-19 confirmados por PCR. Además, la Dirección General de Salud Pública ha detectado 641 casos sospechosos y ha descartado 385. @mundiario