Incluso quienes no sufren la crisis prefieren ropa barata, sin plantearse que viene de China

Xanadú, esquiando entre las prendas
Xanadú, esquiando entre las prendas
Decía John Ruskin que "la calidad nunca es un accidente, siempre es el resultado de un esfuerzo de la inteligencia". Es la cita elegida por esta nueva autora de MUNDIARIO para cerrar su debut.
Incluso quienes no sufren la crisis prefieren ropa barata, sin plantearse que viene de China

El pequeño comercio está en la cuerda floja. Vale que hay que renovarse, pero ahí no está el problema.

Ya es casi imposible sobrevivir en medio de las grandes superficies y de imperios como H&M o Inditex.

Está comprobado que aunque compitas en precio, la gente prefiere hacer cada vez más rico a don Amancio o a don Isidoro.

Incluso quienes no sufren la crisis, que también los hay, prefieren ropa barata, sin plantearse que viene de China y se produce en unas condiciones más que indignas.

Un día fui a ver 'Citizen', del grupo de teatro Chévere, que os recomiendo a todos, y después de disfrutar de su obra, se animó al público a participar con sus opiniones. Pues bien, revisando las etiquetas de los que estábamos allí se pudo comprobar que casi nadie se escapa a esta realidad: made in China, México, India...

¿Quién paga un poco más por algo hecho en España, en condiciones de trabajo dignas y con un buen tejido?

Mejor menos prendas, pero prendas de calidad, eso lo que yo pienso. Está claro que la mayoría no piensa como yo.

Decía John Ruskin que "la calidad nunca es un accidente, siempre es el resultado de un esfuerzo de la inteligencia".

Incluso quienes no sufren la crisis prefieren ropa barata, sin plantearse que viene de China
Comentarios