El incendio de Doñana dejó aisladas a 50.000 personas por el corte de una carretera

Fuego en Doñana. / Twitter
Fuego en Doñana. / Twitter

La Junta de Andalucía hace un llamamiento a la tranquilidad y sostiene que no hay riesgo en Matalascañas, la localidad afectada. Los incendios están asolando el litoral onubense y en especial Moguer

El incendio de Doñana dejó aisladas a 50.000 personas por el corte de una carretera

Los incendios están asolando el litoral onubense y en especial Moguer, donde las llamas llegaron al Espacio Natural de Doñana. Tras haberse dado por controlado por el Plan Infoca, el fuego se ha reavivado por los fuertes vientos y amenaza con seguir arrasando este espacio protegido y su entorno. Tanto es así que el incendio de Doñana dejó aisladas a 50.000 personas por el corte de una carretera. En todo caso, la Junta de Andalucía llamó a la tranquilidad y sostuvo que no hay riesgo en Matalascañas, la localidad afectada.

Ecologistas en Acción considera que, ante el cambio de escenario que se está produciendo por el cambio climático, los grandes incendios forestales van a ser cada vez más habituales y que, por ello, los poderes públicos tienen que prepararse para hacer frente a los intereses que pretenden utilizar el fuego para chantajear a la sociedad. "El futuro de un bosque no puede depender de la voluntad de un pirómano ni de la voluntad de quien amenace con destruirlo por interés", argumenta este grupo.

En Andalucía existe la normativa y la planificación necesaria para que si alguien comete este delito se minimicen las consecuencias para la vida de las personas y para el medio natural. El Plan Infoca contempla la integración de los Planes Locales de Emergencia frente al riesgo de incendios forestales en zonas de peligro y zonas de influencia forestal, y en el caso de los municipios de la comarca de Doñana deben de tenerlo todos. Asimismo, según Ecologistas, los gobiernos locales deben de haber aprobado y hacer un seguimiento de los Planes de Autoprotección de núcleos de población aislada, urbanizaciones, campings, zonas de acampada, empresas e instalaciones o actividades dentro de dichas zonas. 

Sin embargo, la organización ecologista recuerda que la mayoría de los municipios no tienen los deberes hechos en este sentido y, por ello, los dos factores que han favorecido que el incendio se propague descontrolado, el viento y la temperatura, han tenido de manera muy accesible el tercer factor del fuego, el combustible.  

Imagen de Matalascañas. / Twitter

Imagen de Matalascañas. / Twitter 

Ecologistas en Acción exige a la Junta de Andalucía:

> Que investigue quién o qué intereses están detrás del fuego y de quemar Doñana, una zona con un conflicto permanente entre las actividades humanas, en este caso con muchas tensiones entre la actividad agrícola y la actividad conservacionista. 

> Que se mantenga firme frente a cualquier tipo de chantaje y no permita que se realicen cambios de uso en las zonas forestales.

> Que abandone el papel tibio y permisivo que está jugando frente a los delitos ambientales, un papel que está favoreciendo que los pirómanos destruyan los bosques y que otras actividades económicas sigan mermando la riqueza forestal del entorno de Doñana, como la descatalogación de los montes de titularidad pública.

> Que ejerza las funciones que le otorga el Estatuto de Autonomía para que las sentencias condenatorias no queden impunes.

> Que dote la gestión de los bosque con los recursos económicos necesarios y estables en el Presupuesto anual de la Comunidad Autónoma.

El incendio de Doñana dejó aisladas a 50.000 personas por el corte de una carretera
Comentarios