¿Qué implica la recomendación de la OMS de usar mascarillas en las reuniones familiares?

oms_1
El director de la OMS para Europa, el médico belga Hans Kluge / WHO.org
Frenar una posible tercera ola o tercer ciclo de propagación de la Covid-19 es esencial para evitar una fase más aguda de la recesión económica que golpea a la Unión Europea🇪🇺, lo que genera un efecto en cadena sobre todos los mercados y cadenas de suministro del mundo. 
¿Qué implica la recomendación de la OMS de usar mascarillas en las reuniones familiares?

La crisis biológica que ha puesto a prueba la capacidad de resiliencia de la humanidad en medio de una profunda distorsión económica, sanitaria y social de alcance global, ha llegado a su clímax en este año tan convulso; el más inestable e impredecible del siglo XXI. Sin embargo, la tercera pandemia más devastadora de la historia está lejos de terminar. 

Y es que la Oficina regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó este miércoles 16 de diciembre el uso de mascarillas en las reuniones familiares navideñas y advirtió del “riesgo de una tercera ola en los primeros meses de 2021”.


Quizás también te interese:

La OMS pide utilizar mascarillas durante las reuniones familiares en Navidad


Esto implica que, aunque se trata de una recomendación epidemiológica de la autoridad sanitaria global a los países europeos por el drástico aumento de casos en Alemania, Italia, Francia, España, Holanda y Reino Unido, aplica perfectamente para otras regiones muy golpeadas por la pandemia como América Latina y Estados Unidos, que aún no han entrado en la tercera ola, pero el viejo continente podría afrontar ese período de agravamiento de la salud pública si no emplea las medidas de bioseguridad necesarias para perturbar lo menos posible la dinámica del sistema de vida, que intenta adaptarse a este nuevo contexto social, económico y sanitario mundial. 

“Las reuniones deberían ser en espacios exteriores, si es posible, y los participantes deberían llevar mascarillas y mantener la distancia física. En espacios interiores, limitar el tamaño del grupo y asegurar una buena ventilación para reducir el riesgo de exposición son claves”, informó la OMS en un comunicado.

Por lo tanto, el objetivo central es cortar las cadenas de transmisión y suprimir la pandemia sin necesidad de establecer mecanismos de control social, pues la vida pública puede seguir siempre y cuando las medidas de bioseguridad sean la constante en la relaciones sociales, sobre todo en naciones con tanta movilidad y libertades civiles como las democracias de Europa. 

La OMS-Europa, que tiene su sede en Copenhague (Dinamarca), resaltó que “las reuniones en espacios interiores pueden ser especialmente peligrosas porque se juntan grupos de personas de diferentes hogares y edades y que pueden no haber adoptado las mismas medidas de prevención”.

Claramente, la agencia de salud de la ONU hace un llamado a la conciencia civil para que muchos países y sociedades puedan terminar 2020 sin focos de crisis originados por eventuales contagios que se produzcan en las tradicionales reuniones familiares por Navidad.

“Puede parecer incómodo llevar mascarillas y practicar la distancia física con amigos y familia, pero hacerlo contribuye de forma significativa a que cada uno esté seguro y saludable”, resaltó este organismo, que también aconseja evitar las aglomeraciones en el transporte.

A pesar del impacto social y psicoemocional que puede tener en muchas comunidades la celebración de la Navidad con estos hábitos tan atípicos, el propósito es cuidar la salud pública a niveles de extrema precaución en pro del bienestar general.

“Los servicios religiosos deberían ser al aire libre, cuando sea posible, o limitados en tamaño y duración, con distancia física, ventilación, higiene y mascarillas, independientemente de la situación epidémica del área en cuestión”, recomendó la OMS.

En la medida que esos focos de contagio sean reducidos al máximo también disminuirá el riesgo de una transmisión acelerada de la Covid-19.

“A pesar de un progreso frágil, la transmisión de la covid-19 en la región europea sigue siendo amplia e intensa. Hay un gran riesgo de una nueva oleada en las primeras semanas y meses de 2021, y necesitamos trabajar todos juntos si queremos tener éxito en prevenirlo”, advirtió la OMS.

Frenar esa tercera ola o tercer ciclo de propagación es esencial para evitar un fase más aguda de la recesión económica que golpea a la Unión Europea, lo que genera un efecto en cadena sobre todos los mercados y cadenas de suministro a los sistemas de producción del resto de las economías occidentales; Estados Unidos, Canadá y América Latina. 

La OMS insistió en que hace este “llamado a la responsabilidad individual” e invita a “no subestimar la importancia de las decisiones personales y comunitarias en la evolución de la pandemia de coronavirus”.

La humanidad entrará en un período de mayor adaptación a esta etapa de inestabilidad global en el inicio de la tercera década del siglo XXI, pues al superar este proceso de distorsiones en su sistema de vida, la globalización y el desarrollo adquirirán nuevas formas de recuperación y expansión a nivel mundial. @mundiario

¿Qué implica la recomendación de la OMS de usar mascarillas en las reuniones familiares?
Comentarios