¿Por qué los imperios surgen y mueren?

Imperio romano. / Pixabay
Imperio romano. / Pixabay

¿Por qué nacen y surgen y mueren nuevos y viejos imperios? Dicen que Donald Rumsfeld al ocupar su cargo encargó a especialistas un estudio, que yo sepa no ha salido a la luz, para que estudiarán por qué mueren o han muerto los antiguos imperios.

¿Por qué los imperios surgen y mueren?

A veces los libros, hay que dejarlos como el vino que se sosieguen y se depuren, uno de estos, en relación a este tema, es en la traducción española Imperios, Una nueva visión de la Historia Universal de J. Burbank y F. Cooper, Crítica, 2011.

Hay sociedades y Estados, que nunca en su historia han sido un imperio o un gran imperio, por tanto, este problema lo abordan de un modo muy diferente, nosotros, hemos sido un gran imperio, que quizás, deberíamos indicar nos vino de casualidad, nunca se trazó ser un gran imperio, sino fueron una concatenación de causas profundas y superficiales, y una extensión, diríamos de diversas realidades históricas.

Libro decadencia y caída del imperio romano. /

Portada del libro decadencia y caída del imperio romano. / RR SS

Pero, nosotros, también somos conscientes, que dicho imperio se perdió. Es más, puede que para algunos, esa desintegración del imperio español, que empezó, sus primeros síntomas cuándo Portugal se desgajó de España, aunque todavía perdurase, hasta las guerras napoleónicas, que fueron su guillotina. Quizás todavía ese derrumbe, todavía no haya terminado, y quizás, hoy estamos viendo, diríamos los últimos estertores, una sociedad o Estado o idea cultural, que llegó, con Carlos V y Felipe II y III, casi ser la mitad del planeta a nivel geográfico, hoy podríamos estar en una situación que incluso, con temor y temblor que el centro de todo, España, pueda dividirse en tres o cuatro Estados.

Por otro lado, Rumsfeld, a mi parecer es consciente, que igual que los diversos imperios de Europa del siglo diecinueve, en el siglo veinte declinaron, debido a diversas razones, pero las dos guerras mundiales les pusieron la puntilla definitiva, igual que el imperio soviético decayó, la cuestión es si Estados Unidos, que comanda, diríamos con mayor o menor suerte o acierto, el bloque occidental, diríamos el continente cultural occidental, instalado en varios continentes geográficos, si Occidente comandado por Estados Unidos, como imperio puede estar en la fase de decadencia, o puede estar en un compás de sosiego y moderación o de ralentización, o dicho de otro modo, seguirá siendo o existiendo, o cs el principio de la caída, pero con la caída o descendimiento de Estados Unidos, también lo haría Europa y todo Occidente, sea Australia o en América del Sur, etc.

Desconozco los resultados de ese estudio, si es cierto que mandó lo hiciesen a Rumsfeld, pero si tenemos, suficientes libros y artículos sobre este tema, pero quizás esta cuestión no ha calado en la población occidental. Porque, entre otros muchos horizontes y problemas que tenemos, es saber, si estamos al principio de la decadencia occidental, o si estamos en un tiempo de espera, o retomaremos el ritmo de ascenso y de avance o nos mantendremos.

Cierto es que en el horizonte, está, no ya naciendo, sino en plena carrera, un nuevo imperio, el que podríamos denominar el nuevo imperio chino, por lo cual, hay que ser consciente, con la tecnología y la demografía mundial y la fuerza económica mundial, si habría que preguntarse, que algo hay que aprender del pasado, quizás, no debamos buscar, “un poder central que domine el mundo”, sino que la diversidad de imperios culturales y metafísicos, que a mi entender son la base de los imperios sociales y económicos y políticos y demográficos y militares, se puedan poner de acuerdo entre ellos.

Quizás, el mundo, ya no pueda soportar la presión de un imperio sobre el resto del planeta, sino que habría que compartir ese poder, y mirar hacia el futuro. Porque es obvio, que el ser humano es muy fuerte y muy débil, para no ir más lejos en este tiempo de pandemia, nos hemos dado cuenta, de nuestra fortaleza y de nuestra debilidad. Porque lo que nos estamos jugando, es la supervivencia, no solo de un nuevo imperio o un viejo imperio, sino de la especie humana.

Por tanto, reitero y repito, quizás, no tengamos que plantearnos, no sólo cómo surge o muere un imperio, sino cómo diríamos los grandes continentes o geografías culturales y metafísicas y religiosas actuales, que son las que crean los fundamentos, sobre ellos se montan los imperios sociales y económicos y políticos y militares. Que estos “imperios culturales” lleguen entre ellos a acuerdos mundiales, para que podamos vivir en paz, riqueza, progreso.

O, dicho de modo más sencillo que Estados Unidos y Occidente, que Rusia, que China, que India, que el mundo Islámico, que el continente de la negritud que al menos estos cinco grandes continentes ideológicos-metafísicos-religiosos-demográficos, y por tanto, de hecho o de  potencia, son grandes continentes económicos y políticos y militares, bajo la bandera de la ONU o de Organismos Internacionales o Federándose en Estados Mayores o buscando el camino hacia un Único Estado Mundial, o todo a la vez, podamos como especie vivir y sobrevivir. Y mirar, como ir habitando el sistema solar. Paz y pan y pax y bien. @mundiario

¿Por qué los imperios surgen y mueren?
Comentarios