Imelda Cortez, la mujer que fue injustamente acusada de intentar asesinar a su bebé fruto de una violación

Imelda Cortez. RR SS.
Imelda Cortez. / RR SS.

Con apenas 18 años, la joven salvadoreña tuvo que dar a luz en una letrina a su hija fruto de una violación de su padrastro. Las autoridades creyeron que estaba intentado abortar, por esto, pasó casi dos años en prisión. El aborto en El Salvador está completamente prohibido.

Imelda Cortez, la mujer que fue injustamente acusada de intentar asesinar a su bebé fruto de una violación

Imelda Cortez ha sido absuelta por la justicia salvadoreña luego de haber sido procesada y encarcelada hace casi dos años por un supuesto intento de homicidio agravado contra su hija recién nacida. La joven de 21 años fue puesta en libertad este lunes por orden de un juez del país centroamericano donde el aborto está completamente prohibido. Cortez quedó embarazada a los 18 años de la expareja de su madre, Pablo Dolores Henríquez, de 60 años, que se dedicó a abusar de la joven desde que tenía 10 años. La joven tuvo que dar a luz en una letrina en su casa, y aunque la bebé nació sana, ella fue encontrada por las autoridades al borde del desvanecimiento tras desangrarse.

Los médicos que acudieron al lugar, creyeron que está intentado abortar, por lo que llamaron a la policía para que se hiciese cargo del caso. La causa de Cortez se torció gracias al miedo que infundió su padrastro en ella, quien la amenazó con matarla a ella, su madre y hermanos si llegaba a hablar. La Fiscalía de El Salvador se negó en creer en su versión y alegaron que la joven intentó cortar el cordón umbilical para matar a su bebé al nacer. Por esto, Imelda pasó casi dos años en prisión preventiva.

Desde hace un tiempo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha exigido a El Salvador que cambie su legislación en materia de aborto. En ese país las leyes se encargan de perseguir todo tipo de aborto, incluso si este es espontáneo.

En una entrevista concedida a El País, la abogada de Cortez, Bertha De León, señaló que el juez Hugo Noe García, desestimó cualquier delito que pesara sobre el comportamiento de su defendida. “Esto nos tiene muy alegres y entusiasmadas porque no hay precedente de la actuación de un juez en este sentido. Hay varias mujeres injustamente condenadas”. Y agrega: “Fue emocionante y hemos llorado de alegría al ver a Imelda abrazar a su hija. Ahora viene una parte muy importante porque Imelda tendrá que ser sometida a tratamientos psicológicos y apoyos sociales por la violencia sufrida desde niña”.

La defensa señaló desde el principio que el parto de la joven fue extrahospitalario cuando acudió a la letrina por un fuerte dolor abdominal. Estuvo desmayada cuando fue llevada a un hospital donde unos médicos denunciaron el supuesto aborto que le llevó a ser detenida, procesada y encarcelada.

Imelda comienza una nueva vida junto a su hija, que tiene más de un año. Las autoridades ordenaron que la joven asistiera a terapias psicológicas para salvaguardar su integridad y la de su hija. El Salvador es uno de los cinco países de América Latina que prohíbe bajo cualquier circunstancia que se practique un aborto. @mundiario

Imelda Cortez, la mujer que fue injustamente acusada de intentar asesinar a su bebé fruto de una violación
Comentarios