Iglesia de Santa María de Iria Flavia, antigua catedral

VERANO13 734_opt (1)
Torres retrasadas de la iglesia de Santa María de Iria Flavia.

Llama la atención porque sus torres, de estilo piramidal, no están en la fachada, están retrasadas, en la parte de atrás,  cruce de las naves central y transversal.

Iglesia de Santa María de Iria Flavia, antigua catedral

La sede episcopal de Santa María de Iria Flavia (Padrón, A Coruña), situada al lado del Sar, fue destruida durante el ataque de Almanzor en el año 997. El obispo de Iria don Cresconio decide trasladar la iglesia más al Norte, lejos del embarcadero y del peligro de invasión, hasta la basílica cementerial de Santa Eulalia y le da el nombre de Santa María. Don Cresconio reconstruye la catedral desde el año 1037 al 1068 en estilo románico, planta basilical con tres naves y tres altares.

En 1095 la sede iriense es trasladada a Compostela, la Iglesia de Iria entra en decadencia. En 1134 el arzobispo Gelmirez, gran protector de estas tierras, establece la colegiata de Iria con categoría de segunda catedral de Compostela, al cargo de un prior y doce ecle­siásti­cos, le concede regalías y 28 indulgencias. En el siglo XIII se construye una nueva iglesia y en el siglo XVI es nuevamente reedificada. La actual iglesia, cuarta después de la de Santa Eulalia, fue construida entre los años 1708 y 1714 por el arzobispo de Santiago Fray Antonio Monroy (1685-1715), encargada al maestro Pedro García de Cotobade.

La gran curiosidad de la iglesia de Iria son sus torres retrasadas respecto a la fachada, situadas en el transepto, cruce de la nave central con la crucero. Iglesia de planta rectangular orientada hacia Tierra Santa, al Este, el atrio de entrada a la iglesia está cubierto de losas y lápidas de antiguos canónigos y sacerdotes.

En la fachada destaca la portada, perteneciente a la iglesia del siglo XIII de estilo gótico, tres arquivoltas semicirculares de arcos apuntados sobre delgadas columnas lisas con capiteles de hojas de palma recortadas y dobladas. El tímpano representa la Adoración de los Reyes Magos muy utilizado en la época, la Virgen María de mayor tamaño, por ser la figura principal, con el Niño y dos ángeles al lado de su cabeza, los tres reyes a la izquierda y dos figuras a la derecha. Encima de la portada el escudo de la sede iriense, imagen de la aparición de la Virgen María, en trono de nubes, al Apóstol arrodi­llado. Alrededor la leyenda, -"Cabildo de Yria"-, encima tres vidrieras y la cruz acrótera, de la fachada sobre­salen cuatro pilastras de apoyo.

Las torres le dan gran carácter a la iglesia de Iria, corresponden a la anterior iglesia del siglo XVI de estilo pirámide escalonada, ocho planos superpuestos, debajo las campa­nas con balconada alrededor. El interior de la iglesia es de tres naves separadas por dos hileras de tres pilares, crucero y presbiterio. La nave central mide 22x15 metros y el presbiterio 9x6. Entrando por la nave de la epístola, a la derecha la pila bautismal, en el suelo de los primeros pilares están enterrados 28 obispos posiblemente pertenecientes a otras sedes, acogidos  en Iria después de la invasión árabe.

En la pared, el altar de San Roque, el de San Pedro de Mezonzo, santo gallego obispo de Iria y autor de la salve, imagen esculpida por Ferreiro. En el costado Sur del transepto fue añadida en el siglo XVIII la capilla de San Ildefonso. En el altar San Ildefonso aparece en actitud de poner la casulla a la Virgen, entre San Miguel y el ángel de la guarda de gran tamaño, otras imágenes son San José, la Purísima Concepción y San Antonio.

En el costado izquierdo de la capilla bajo un arco se encuentra el sepulcro del padronés don Alonso de la Peña y Montenegro, obispo de Quito, es un mausoleo con bella estatua orante obra del arquitecto Melchor de Velasco, encargo del propio obispo para su enterramiento, el sepulcro está vacío por no haberse encargado sus descendientes de traer el cuerpo desde Perú. Encima del orante un gran escudo de armas. El altar a la izquierda de la capilla de San Ildefonso está dedicado a San Martín.

El actual presbiterio, sustituto del ábside románico, figura cubierto por bóveda de arista y cerrado por una reja de estilo renacentista, siglo XVI, adornada con dos medallones de la familia que la sufragó. El coro es de diez sillas superiores y ocho inferiores, el órgano fue donación del arzobispo de Santiago Francisco Bocanegra (1773-1784) fallecido en el palacio arzobis­pal de Lestrove.

En 1675 el arzobispo Girón ordenó realizar obras en el presbiterio, al pie de la escalera al coro alto aparecieron sepulcros antiguos, uno de ellos guardaba un cuerpo perfectamente conservado, se le llamó "O corpo Santo", ahora situado en un sarcófago pétreo en el lado de la epístola, en la pared indica -"Aquí yace el cuerpo de un obispo de Iria"-. Una antigua tradi­ción en la parroquia era poner los niños enfermos encima de la tumba "do corpo Santo" en busca de la curación.

La capilla mayor tiene sacristía a ambos lados. El retablo del altar mayor es de estilo churrigueresco, siglo XVII obra de Romay, en el camerin figura la imagen de la Virgen patrona de Iria, escultura bizanti­na del siglo XV en cuarzo, y el Apóstol arrodillado en talla de madera. A la izquierda del altar está la espléndida sepultura en estatua yacente del arzobispo de Santiago Rodrigo de Luna (1450-1460), representa al joven sobrino del condestable don Álvaro de Luna, posiblemente envenenado. En el costado Norte del transepto fue añadida en el siglo XVIII la capilla de Belén, antes de San Bartolomé. En el altar, la Virgen de pie con el Niño en brazos, una imagen muy llamativa, el Niño Dios aparece envuelto en un pañal en forma de larga tira, como enrollado. En la pared del evangelio sigue el altar de San Rosendo santo gallego obispo de Iria, imagen del escultor Ferreiro. A su lado una puerta hacia el atrio lateral y después el altar de la Virgen de los Dolores.

En 1851 la colegiata de Iria pasa a arciprestazgo con 29 parroquias a su cargo, llega hasta Catoira y Rianxo, el Ayuntamiento de Padrón solicitó a la reina su continuación como cole­gia­ta pero no fue concedido. En 1877 el cardenal Payá divide la feligresía de Iria en las parroquias de Santa Maria de Iria y Santiago de Padrón. En agosto de 1975 la iglesia de Iria es declarada Monumento Nacional Histórico-Artístico.

Iglesia de Santa María de Iria Flavia, antigua catedral
Comentarios