¿Por qué la Iglesia católica vincula algunas vacunas con el aborto?

Una vacuna. / RR SS.
Una vacuna. / RR SS.

La Conferencia de obispos de Canadá pidió a sus fieles evitar las vacunas de Johnson & Johnson y AstraZeneca porque “utilizan líneas celulares derivadas del aborto en su desarrollo". ¿Qué dice la ciencia?

¿Por qué la Iglesia católica vincula algunas vacunas con el aborto?

Las vacunas contra la Covid-19 abren un nuevo debate entre la ciencia y la Iglesia católica. La Conferencia de obispos de Canadá (CCCB por sus siglas en inglés) encendió las alertas de sus fieles al emitir, la semana pasada, un comunicado pidiendo que evitaran vacunarse con Johnson & Johnson y AstraZeneca. ¿La razón? Las farmacéuticas “utilizan líneas celulares derivadas del aborto en su desarrollo, producción y ensayos clínicos”.  

“Si tuviéramos la opción, deberíamos pedir la vacuna de Moderna o Pfizer en lugar de la vacuna de AstraZeneca o Johnson & Johnson”, insistió el grupo de obispos en el documento. “Pero si no podemos elegir, la vacuna de AstraZeneca o de Johnson & Johnson pueden ser utilizadas con buena conciencia sabiendo que el uso de estas vacunas no constituye un gesto de cooperación formal con el aborto”, añadió. 

Las reacciones no se hicieron esperar. El subdirector de la Agencia de Salud Pública de Canadá, Howard Njoo, afirmó que la declaración de los obispos es “decepcionante”; mientras que el ministro de Salud de Quebec, Christian Dubé, invitó a los ciudadanos a “confiar en nuestros expertos y en los de otras partes del mundo”.

Pero ¿es cierto lo que dice la Iglesia? 

Johnson & Johnson ha explicado que su vacuna se fabrica “utilizando un virus inofensivo similar al resfriado en el que insertamos un trozo de proteína de pico de coronavirus”. La empresa ha subrayado que en el desarrollo del fármaco contra el coronavirus se ha utilizado “lo que se denomina un cultivo celular inmortalizado y después se extrae y purifica”.

“Existen varios tipos de líneas celulares que fueron creadas hace décadas utilizando tejido fetal y que son ampliamente usadas en la producción médica, pero las células en esas líneas actualmente son clones de las células iniciales, no el tejido original”, ha detallado la firma. 


Quizás también te interese: 

La Iglesia católica no dará su bendición a las uniones del mismo sexo


 

Líneas celulares, cultivos de células y aborto

Algunas compañías han utilizado dos líneas celulares cuyo origen fueron dos fetos producto de abortos en el desarrollo de vacunas contra la covid-19 (y también de la rubeola, el sarampión, las paperas, la hepatitis A, la varicela y la poliomelitis), pero eso no significa que la afirmación de la Iglesia sea del todo exacta. Los expertos han explicado que estos abortos ocurrieron de manera legal, espontánea (no inducidos con fines científicos) y hace décadas. 

Estas líneas celulares son esenciales en el desarrollo de vacunas, porque sirven como un huésped que alberga el virus, lo desarrolla, y esto, a su vez, permite estudiarlo o modificarlo. En este último caso, las células de la línea pueden ser separadas y añadidas a la vacuna, con el objetivo de que genere una respuesta inmune.

En esa línea, la genetista clínica y bioquímica de la Escuela de Medicina de la Universidad de Emory (EE UU), Rossana Sánchez Russo, explica que una línea celular podría compararse con "sacarle una copia, a la copia de una fotocopia". En palabras sencillas: lo que se está empleando ahora son copias, de copias, de copias de esas líneas celulares obtenidas legalmente.

Además, de acuerdo con la experta, es preciso tener en cuenta tres claves: no se utilizan células de un feto, sino líneas celulares que llevan décadas replicándose a partir del tejido original. Esas células de la línea celular no llegan a ser parte de la vacuna (no, no te van a inyectar tejido humano); y, quizás lo más importante, para que el desarrollo a gran escala de la vacuna salga adelante no se requieren nuevos abortos. 

Un investigador en un laboratorio. / Pexels

Un investigador en un laboratorio. / Pexels.

 

¿Cuál es la preocupación de la Iglesia? 

Las opiniones están divididas, pero algunos grupos católicos basan su idea de “qué tan moral” es una vacuna, en cuán directa y cercana es su relación con un aborto (cuya postura ya conocemos). El arzobispo de Montreal, Marc Lépine, ha dejado claro que no está de acuerdo con la afirmación de la Conferencia de obispos de Canadá, pues deberían administrarse “todas las vacunas autorizadas por los creyentes”. 

El asunto también ha sido abordado recientemente por la Arquidiócesis de Nueva Orleands, que publicó un mensaje para defender que los fármacos de Pfizer y Moderna son los únicos "moralmente aceptables", porque, sí, utilizaron líneas celulares derivadas de un aborto como todas las demás, pero “no dependieron de estas líneas” para la fabricación de la vacunas. "Su conexión con el aborto es extremadamente remota", expone el comunicado. 

La Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano, por su parte, explicó en diciembre a sus fieles que "cuando no haya vacunas de covid-19 éticamente irreprochables...es moralmente aceptable recibir vacunas de covid-19 que hayan utilizado líneas celulares de fetos abortados en su proceso de investigación y producción". 

Eso sí: el mensaje también subraya que esto no significa que “aprueben moralmente” el uso de líneas celulares en el desarrollo de fármacos. "El uso lícito de esas vacunas no implica ni debe implicar en modo alguno la aprobación moral del uso de líneas celulares procedentes de fetos abortados", apuntan. “El deber moral de evitar una cooperación material pasiva no es obligatoria cuando existe un peligro de gravedad”. @mundiario

¿Por qué la Iglesia católica vincula algunas vacunas con el aborto?
Comentarios