La Iglesia Católica podría permitir la ordenación de hombres casados

Papa Francisco, líder de la Iglesia Católica. / RRSS
Papa Francisco, líder de la Iglesia Católica. / RRSS

La escasez de clérigos en Latinoamérica ha llevado a que el Sínodo de la Amazonia, que se reunirá en Roma el próximo octubre, proponga un opción que hace un par de años era impensable.

La Iglesia Católica podría permitir la ordenación de hombres casados

El Vaticano intenta hacer frente a la crisis que atraviesa con nuevas reformas que hace un par de años habrían sido imposibles. Recientemente se debatió la conveniencia de abolir el celibato de los sacerdotes y la concesión de ministerios oficiales a las mujeres, pero otra gran discusión se espera para el próximo mes de octubre en Roma, cuando se reúna el Sínodo de la Amazonia, que enfrenta problemas por la falta de clérigos. En un documento público han señalado que propondrán la ordenación sacerdotal de hombres casados para poder garantizar los sacramentos en las zonas más aisladas.

La propuesta ya había sido mencionada por el Papa, y solo sería posible en limitadas zonas del mundo donde la Iglesia ya no cuenta con una fuerte presencia. Sin embargo, ni la Iglesia ni el Papa se plantean la abolición del celibato entre los sacerdotes a corto y medio plazo, a pesar de que no forma parte de ningún dogma y podría hacerse. Francisco ha sido directo con lo que piensa al respecto, así lo dejó claro a la presan durante su viaje a Panamá el pasado enero: “Prefiero dar la vida antes que cambiar la ley sobre el celibato”.

Más allá de lo que aparente la Iglesia, lo cierto es que ya hay curas casados que la institución ha dejado seguir adelante siempre y cuando la comunidad que dirigen los acepten. Estos curas forman parte de la Federación Internacional de Curas Católicos Casados (FICCC), que hasta ahora agrupa a 90.000 personas de unos 34 países de cuatro continentes.

La escasez de sacerdotes se nota especialmente en parte de Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam y Guayana Francesa, donde la Iglesia Católica cuenta con dificultades y hasta el 70% de las comunidades de la región no tienen acceso a la misa. Por esta razón, varios sectores de la Iglesia piden que se recupera la figura conocida como viri probati: hombres casados, maduros y con fe comprobada  que pueden ejercer como curas en esas comunidades. Esto no quiere decir que un sacerdote podrá casarse si no estaba ya en el momento de ordenarse. @mundiario

La Iglesia Católica podría permitir la ordenación de hombres casados
Comentarios