Buscar

MUNDIARIO

Ideas para decorar la casa de la playa con estilo

Sin duda alguna deseamos que nuestra casa de verano sea un espacio con estilo, pero tampoco queremos pasarnos el día limpiando o cambiando fundas, comenta la autora.

Ideas para decorar la casa de la playa con estilo
Decoración de interiores.
Decoración de interiores.

Firma

Claudia Silver

Claudia Silver

La autora, CLAUDIA SILVER, es analista de tendencias y de moda. Escribe para Lifestyle y Motor en @mundiario

Sin duda alguna deseamos que nuestra casa de verano sea un espacio con estilo, pero tampoco queremos pasarnos el día limpiando o cambiando fundas, comenta la autora.

Llega la temporada alta de la época estival y con ella, para algunos afortunados, el momento de disfrutar de su casa de veraneo. Situada en la costa o en la montaña, el denominador común de estos espacios es que se trata de lugares para el descanso y el disfrute lejos del ritmo frenético de la gran ciudad. Por tanto, cuando nos planteamos su decoración, debemos pensar en diseños y complementos que ayuden a recrear esa sensación de bienestar y sosiego, que ya nos proporciona el entorno natural en el que se ubican: maderas cálidas, azules profundos, mimbres, tejidos vaporosos, horas de luz

Si bien nuestro primer impulso es vestir las estancias y dormitorios de motivos marineros y rústicos conviene no abusar de este tipo de decoración, sino, más bien, buscar muebles y tejidos que se funda con el entorno de forma natural, creando un ambiente funcional, acogedor y con estilo, que es en definitiva lo que buscamos cuando elegimos un lugar de vacaciones para compartir con la familia o los amigos. A continuación te señalamos una serie de claves para el diseño de interiores de la casa de la playa sin necesidad de invertir un presupuesto exagerado.

Paredes llenas de color

Las casas situadas en la costa suelen tener una luz blanca y maravillosa a lo largo de todo el día. Para aprovechar el entorno debemos diseñar las estancias de manera que miren hacia fuera y se envuelvan de esa luz y brisa que nos proporciona el mar. Una buena idea es pintar las paredes de colores cálidos como el blanco, el beige o los tonos azul pastel o aguamarina para intensificar esa claridad y frescura en el interior de la casa. No obstante, no tenemos por qué renunciar al color, combínalo en el salón o dormitorios con un papel pintado y lograrás un efecto con mucho estilo. Hoy en día, las firmas de papel pintado nos proporcionan auténticas maravillas en papeles lavables y removibles para nuestros interiorismos, en WALLCOVER.es puedes encontrar papel de rayas o papeles pintados con motivos marineros perfectos para dar contraste a habitaciones en tonos lisos y cálidos. 

Muebles cómodos y funcionales

Sin duda alguna deseamos que nuestra casa de verano sea un espacio con estilo, pero tampoco queremos pasarnos el día limpiando o cambiando fundas. Es imprescindible que los muebles que incorporemos al espacio sean muy cómodos y fáciles de limpiar. Una vez elegido el tono de las paredes podemos decantarnos por los blancos y crudos para los sofás y la tapicería, y las maderas rústicas con efecto descamado para los muebles. Más adelante podremos aportar color con los complementos, textiles y vajilla. 

El estilo rústico sabby chic es una buena elección para el interior, mientras que para los exteriores podemos optar por muebles de mimbre, bambú o rattan, muy resistentes, lo que les hace perfectos para estar a la intemperie, y con diseños que se adaptan a cualquier ambiente. Un forma sostenible y económica de decorar la terraza, el porche o el espacio de la piscina en perfecta armonía con el entorno. 

Textiles frescos

Los textiles además de funcionalidad son el complemento ideal para dar viveza a un ambiente donde predominan los muebles envejecidos o de estilo rústico. Debemos buscar tejidos frescos y ligeros como el algodón, el lino o la seda. En las zonas de playa suelen bajar las temperaturas por lo que una colcha de verano o una manta pueden ser el complemento que buscábamos para una cama en tonos blancos o con cabecero de madera. Los cojines y las mantas son el complemento perfecto para los sofás en líneas country, aportándoles un efecto ligeramente romántico. Elige manteles de lino y vajilla de loza, combinados con cristalería en color turquesa o verde llenarán de vitalidad las comidas y cenas al aire libre. En Zara Home puedes encontrar toda una colección en tejidos frescos y colores neutros como el blanco y los arenas, ideales para el verano.

Para dar un toque más personal a las estancias decóralas con algún toque original. Aprovecha los largos paseos al atardecer por la costa para recoger conchas y cantos rodados, que aportarán un aire muy marinero a los lavabos o la tina del baño. Si eres más de rutas de montaña, con las maderas naturales de la zona puedes diseñar un original perchero o una exótica estructura para las paredes del salón. No olvides visitar las tiendas locales para completar las estancias con algún diseño típico de la zona en loza o barro, seguro que encontrarás objetos curiosos e irresistibles a precios increíbles. Verás que con imaginación y paciencia podrás transformar la casa de verano en el lugar perfecto para desconectar con la familia y los amigos; un espacio con el que te pasarás soñando el resto del año.