¿Cómo afecta a hostelería la prohibición de usar elementos plásticos de un solo uso?

Pajitas plásticas. Pexels.
Pajitas plásticas. / Pexels.

Este sábado 3 de julio entra en vigor la directiva de la UE que prohíbe los plásticos de un solo uso. ¿Otro gasto más para el aquejado hostelero?

¿Cómo afecta a hostelería la prohibición de usar elementos plásticos de un solo uso?

Los establecimientos con “comida rápida”  y/o “comida para llevar” serán los más afectados con la entrada en vigor de la normativa europea que prohíbe la venta de plásticos de un solo uso.

La alternativa más apropiada (y ya desarrollada por la industria actual) es el cartón (tratado), más ecológico y tan versátil como el plástico, pero indudablemente más caro. ¿Pagaremos más por nuestra comida a domicilio o para llevar?¿Serán de nuevo nuestros bolsillos los que paguen la tasa ecológica?

Hace dos años, en junio de 2019, la Unión Europea aprobó La Directiva (UE) 2019/904 que legisló en lo concerniente a los plásticos de un solo uso, con el propósito de controlar, prevenir y reducir el impacto de determinados productos de plástico en el medio ambiente, en particular el medio acuático y en la salud humana.

Cuando la UE aprueba una ley deja un tiempo de margen a los Estados miembros para que éstos puedan adaptar sus legislaciones (se llama transposición). Este periodo de gracia se ha agotado este sábado 3 de julio, lo que significa que desde ahora los socios del bloque comunitario deben cumplir con las reglas establecidas.

Esta normativa es novedosa y única a nivel mundial, y llega justo en un momento en que el reciclaje plástico y, cómo no, la ecología, se encuentran de plena actualidad. Mientras el interés y la concienciación sobre la necesidad de atajar la basura plástica de nuestro medio ambiente (sobre todo el medio marino) de manera urgente crece exponencialmente. 

Recordemos que el plástico representa un 80% de los desechos hallados en el mar. Este es uno de los grandes retos medioambientales a los que esta Directiva intenta controlar y frenar. La intención de Bruselas es llevar a cabo la iniciativa de forma coordinada y conjunta desde este sábado.

España no llega a tiempo con la Ley de Residuos y Suelos Contaminados

En el caso de España, nos encontramos tramitando la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, cuyas medidas entrarán en vigor el 1 de enero de 2023.

Los observadores del la UE han destacado positivamente que el anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados (tramitándose en estos momentos y cuyas medidas entrarán en vigor en poco más de un año), que se aprobó en el Consejo de Ministros el pasado 18 de mayo, añada los requisitos de la Directiva relativos a los envases de bebida y comida de plástico de un solo uso estableciendo un objetivo cuantificable y medible: conseguir reducir el peso en envases de bebida y comida de plástico de un solo uso al 50% de cara a 2026, y al 70% para 2030. 

El Ministerio reconoce que la ley está aún en proceso de tramitación, pero también avisa de que eso no es razón para no cumplir la norma. "Las Directivas Europeas son de directa aplicación en España desde esa fecha", dice la nota del Ministerio. Se habla incluso de vacío legal, ya que la normativa de la UE entra en vigor sin que el Gobierno Español haya aprobado aún el proyecto de ley de residuos y suelos contaminados. Por lo tanto, existe un importante desajuste normativo.

LOS PRODUCTOS QUE SE VERÁN AFECTADOS DE MANERA INMEDIATA

En España se asumirá la nueva realidad a partir de este sábado, pero ¿qué productos plásticos están afectados con esta nueva directiva que entra en vigor este sábado?

En una primera fase los denominados del grupo B: bastoncillos de algodón, cubiertos, platos, pajitas, agitadores de bebidas, palitos de globos de plástico, vasos, recipientes para alimentos y bebidas. Todos estos útiles pero contaminantes recipientes de polietileno expandido y todos los productos fabricados con plástico fotodegradable (aquellos que al desaparecer liberan unas partículas invisibles nocivas para la salud y el medioambiente).

Estos productos de plástico de un solo uso que ya no se podrán vender, ni distribuir de manera gratuita, ni introducir en el mercado de la UE.

Los hosteleros y cadenas de “comida rápida”, que tengan servicio de entrega a domicilio o servicios en el propio local con vajilla y cubertería plástica, deben de ir renovándose y adaptándose a esta nueva realidad. Otro gasto más para el aquejado hostelero, que lleva sufriendo los zarpazos de la pandemia en propia carne desde hace meses. @mundiario

¿Cómo afecta a hostelería la prohibición de usar elementos plásticos de un solo uso?
Comentarios