El horror continúa en Canadá: Hallan 751 tumbas en un internado para niños indígenas

Homenajes dejados por los residentes en el terreno en el que funcionaba la Escuela Residencial Indígena Marieval. WWW.CBC.CA
Homenajes dejados por los residentes en el terreno en el que funcionaba la Escuela Residencial Indígena Marieval. / WWW.CBC.CA
Las organizaciones denuncian que la Iglesia retiró las lápidas de estas tumbas, halladas donde funcionaba un internado católico en la provincia de Saskatchewan, en los años sesenta.
El horror continúa en Canadá: Hallan 751 tumbas en un internado para niños indígenas

El horror continúa en Canadá. El hallazgo de los restos de 215 niños indígenas en una fosa común en un internado en Kamloops, en la provincia de Columbia Británica, conmociono al país y al mundo entero en mayo, y menos de un mes después el país vuelve a chocar con su pasado sombrío: la Federación de Naciones Indígenas Soberanas (FSIN, por sus siglas en inglés), ha encontrado 751 tumbas sin identificar en los terrenos de un antiguo internado católico en la provincia de Saskatchewan, en el centro de la nación.

La organización, que representa a 74 comunidades autóctonas canadienses, ha explicado que este  descubrimiento “espantoso e impactante” ha tenido lugar en la localidad de Marieval, en los terrenos de un antiguo “centro de integración” ubicado en la reserva de Cowessess: la Escuela Residencial Indígena Marieval. 

“No es una fosa común; son tumbas sin nombre”, ha manifestado Cadmus Delorme, jefe de la reserva de Cowessess; que también ha denunciado que la Iglesia católica retiró las lápidas en los años sesenta. “Quitar lápidas es un delito en este país. Y estamos tratando todo esto como una escena criminal”, añadió. 

El hallazgo de Marieval fue posible (al igual que en Kamloops) gracias a un radar de penetración terrestre. Las pesquisas iniciaron el pasado 1 de junio y es el primer paso en la investigación a los antiguos internados de Saskatchewan. Delorme ha detallado que no está claro si estas sepulturas pertenecen a niños, pero esta es la hipótesis que los residentes han mantenido durante décadas. “Miles de familias en nuestros territorios han estado esperando que sus hijos vuelvan a casa”, sostiene. 

La escuela residencial Marieval, en Saskatchewan, Canadá, en 1923. G. C. Cowper / Department of Mines / Library and archives Canada.

La escuela residencial Marieval, en Saskatchewan, Canadá, en 1923. G. C. / Cowper / Department of Mines / Library and archives Canada.

 

150.000 niños indígenas fueron apartados de sus familias y obligados a vivir en internados

Kamloops y Marieval formaron parte de la red de 139 internados para menores indígenas instalados entre 1883 y 1996 para “integrar” a los menores a la sociedad canadiense. Los datos revelan que unos 150.000 niños que fueron obligados a vivir en centros financiados por el Gobierno federal y administrados por las comunidades religiosas (más de un 70% por grupos católicos), en donde fueron víctimas de negligencia, racismo, castigos físicos y violencia sexual. 

En junio de 2015, una comisión indígena publicó un informe en el que catalogaba lo ocurrido en estas instituciones como un “genocidio cultural”. El documento señala que 3.125 menores fallecieron en estos centros, aunque una actualización posterior elevaba el número hasta los 6.000. Muchos padres murieron sin tener noticias de sus hijos luego de que los religiosos se los llevaron.

El informe de la comisión señaló entonces que la mitad de los decesos habría ocurrido por tuberculosis y que otras enfermedades como la gripe o la neumonía habrían provocado numerosas muertes. Incendios, suicidios, ahogamiento o hipotermia completan la lista de posibles causas.  

“Sé que este descubrimiento solo agrava el dolor que las familias, los supervivientes y todas las comunidades indígenas sienten ya, y reafirma una verdad que conocen desde hace mucho tiempo. Canadá es responsable del dolor y el trauma que sienten”, ha afirmado Justin Trudeau, primer ministro canadiense, en un comunicado. “Los descubrimientos de Marieval y Kamloops son parte de una tragedia mayor. Son un recordatorio vergonzoso del racismo sistémico, la discriminación y la injusticia que los pueblos indígenas han enfrentado y todavía enfrentan en este país”. @mundiario 


 

El horror continúa en Canadá: Hallan 751 tumbas en un internado para niños indígenas
Comentarios