Reducir el horario y comer en los salones, así planean las comunidades el retorno a clases

Salón de clases. / Mundiario
Salón de clases. / Mundiario
Entre las posibilidades que barajan las consejerías figura destinar a primaria a profesores de infantil y a la inversa, cuando sus especialidades lo permitan.
Reducir el horario y comer en los salones, así planean las comunidades el retorno a clases

El retorno a clases en septiembre continúa siendo un tema de discusión en las comunidades. Sobre la mesa hay varios planes. Por una parte, planean que los docentes de especialidades como Música o Educación Física, que son, además, maestros generalistas, dediquen al menos parte de su tiempo a dar materias troncales.

Sin duda una alternativa, que, de seguro será rechazada por un sector de los afectados, reconocen desde las autonomías, pero será una medida temporal y justificada por un contexto de emergencia educativa sin precedentes en ocho décadas. Un efecto similar al de sector salud, que conllevó la habilitación de los médicos de distintas áreas en una sola dirección para enfrentar la batalla contra el coronavirus.

De esa manera, entre las posibilidades que barajan las consejerías figura destinar a primaria a profesores de Infantil y a la inversa, cuando sus especialidades lo permitan. Se ha asomado la opción de reducir la jornada escolar, haciendo un horario más compacto centrado en las materias troncales, lo que permitiría liberar tiempo de los profesores. El mismo efecto tendría, indican, alargar el recreo matutino, de media hora a una hora al día y en dos turnos: en clase tiene que haber un docente por grupo; pero en el patio, con ayuda de monitores, un solo profesor puede vigilar a más de un grupo.


También te puede interesar

La Comunidad Valenciana pasará a la fase 2 a partir del 1 de junio


Asimismo, la distribución de los alumnos en clases de 15 requiere espacio. Encontrarlo, no es difícil en entornos rurales y en poblaciones medianas, donde los centros suelen tener una o dos líneas. El problema es mayor en las ciudades más pobladas y en escuelas con muchos alumnos, donde el colegio no dispondrá de espacios suficientes para albergarlos a todos.

Para esos casos, los departamentos de educación han empezado a contactar con los Ayuntamientos para preguntarles qué instalaciones podrían ceder por las mañanas para adaptarlas para dar clases. Otro tema aparte, representa el seguir ofreciendo el servicio de comedor en un escenario de falta de espacio, de hecho, el comedor puede servir para dar clase; precauciones sanitarias, con el trasiego de alumnos el lugar constituye un potencial foco de contagio y la dificultad logística para mantener la distancia en las mesas exigiría establecer muchos más turnos que ahora, suponiendo que sigan yendo los mismos. Entre las soluciones que se estudian figura la de que los alumnos coman en sus aulas, como sucede, por ejemplo, en Japón.

Por otra parte el 70 % de la población española, algo más de 32 millones de personas, estará el lunes en la fase 2 de la desescalada. España suma a día de hoy 27.119 muertos desde el inicio de la pandemia.  @mundiario

Reducir el horario y comer en los salones, así planean las comunidades el retorno a clases
Comentarios