Un hombre intentó matar a hachazos a sus jefes tras ser despedido

Vehículo de los Mossos d’Esquadra. / Mundiario
Vehículo de los Mossos d’Esquadra. / Mundiario
El juzgado de instrucción dejó al hombre en libertad con cargos, pero a raíz de un recurso de apelación de la acusación particular la Audiencia decretó su ingreso provisional en prisión tres meses después.
Un hombre intentó matar a hachazos a sus jefes tras ser despedido

Una condena de hasta 20 años le espera a un sujeto que intentó acabar con la vida de sus jefes tras haberlo despedido. El hecho se produjo el 16 de octubre del año pasado en la calle Estanislau Figueres de Tarragona.

La Audiencia de Tarragona debía juzgar al individuo este lunes, sin embargo la vista se ha suspendido, tras solicitar ambas partes un análisis cuidadoso del estado mental del acusado después de que hace unos meses renunciase a su abogado y ahora vuelva a insistir para que le designen otro.


Quizá te pueda interesar

Un sujeto arroja a su hijo discapacitado al mar para cobrar la póliza por su muerte

Tragedia en Francia: Cuatro niños y un adulto mueren en disputa familiar


De momento, el hombre se mantiene en prisión provisional desde el 30 de enero. El juicio se ha pospuesto hasta el 9 de diciembre. Al hombre lo despidieron por haber agredido a su esposa, con quien trabajaba en la misma empresa.

El ya extrabajador esperó al matrimonio propietario de la compañía “con la intención de acabar con su vida”, según reza el escrito de acusación de la fiscal. Para ello sacó un hacha con el mango de madera dentro de una mochila y, tras manifestar “te voy a matar”, se dirigió hacia el hombre y le clavó la hoja del hacha en la cabeza.

Las víctimas comenzaron a huir, pero el hombre los perseguía mientras esgrimía el arma. El procesado logró agredir a la mujer en la cara con el hacha, provocando que cayera al suelo, y se abalanzó con la intención de terminar con su vida; gracias a la intervención de terceras personas que acudieron a sus gritos de auxilio, se pudieron entregar y el procesado huyó del lugar.

En principio, el juzgado de instrucción dejó al hombre en libertad con cargos, pero a raíz de un recurso de apelación de la acusación particular la Audiencia decretó su ingreso provisional en prisión tres meses después.

Para la fiscalía, los hechos constituyen dos delitos de homicidio en grado de tentativa por cada uno de los cuales pide 8 años de prisión, así como la prohibición de acercarse o comunicarse con las víctimas durante 13 años. En concepto de indemnizaciones por lesiones y secuelas, reclama 15.000 euros para la mujer y 12.000 para el hombre. Asimismo, la acusación particular considera que los hechos constituyen dos supuestos delitos de asesinato en grado de tentativa por cada uno reclama una pena de 10 años de prisión. @mundiario

Un hombre intentó matar a hachazos a sus jefes tras ser despedido
Comentarios