Un hombre es condenado por violar a su hija durante varios años

Abuso sexual a menor. RR SS.
Abuso sexual a menor. / RR SS.
La Audiencia de Girona lo condena a 11 años de cárcel junto al tío de la menor, acusado también de abusar de la joven en al menos dos ocasiones.
Un hombre es condenado por violar a su hija durante varios años

Los abusos sexuales contra una menor de Girona comenzaron cuando esta apenas tenía tres años y se extendieron hasta que cumplió los 14. El abusador no era otro que su padre, ahora condenado por la Audiencia de Girona a 11 años de cárcel.

Según la sentencia, fue la madre quien sorprendió al padre realizando tocamientos a la menor, por lo que decidió separarse y quitarle la patria potestad. Pese a esto, los abusos continuaron.

La menor vivió desde el 2007 hasta el 2014 con sus abuelos paternos en una población en Girona. Lo que permitió que el hombre continuara. La sentencia establece que el hombre estuvo violando a la menor durante años. También durante una visita a solas mientras la joven vivió en un centro en 2017.

De igual forma, el tribunal impuso cinco años de cárcel al tío de la joven por abusar en, al menos, dos ocasiones de ella.

“La contundente prueba de cargo practicada con la firme declaración de la víctima, apoyada por las testificales, la prueba pericial médico-forense y la documental, nos permite afirmar que el inculpado ha sido autor, sin género de duda, los hechos que se le imputan”, decreta la sentencia de la sección cuarta de la Audiencia de Girona que concluye que el acusaso violó a su hija durante once años.

Los abusos iniciaron en 2006, cuando aún vivía con sus padres. “En un momento en que la menor dormía en una cama de la casa, el acusado, con el ánimo de satisfacer sus deseos sexuales, va yacer sobre la niña moviendo su cuerpo con gestos de indudable contenido sexual”, recoge la sentencia.

Luego de irse a vivir con sus abuelos en octubre de 2007, la menor seguía siendo víctima del hombre que “varias veces, sin poder precisar el número”, entraba en la habitación de la niña, la desnudaba, le frotaba el pene por las nalgas y la penetraba. La sentencia indica que la niña intentaba apartarlo con la mano “sin conseguirlo”.

La Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) dejó sin efecto la delegación de la guarda de la niña a sus abuelos paternos, por lo que la niña pasó a un centro de acogida. En noviembre del 2017 el hombre recibió el primer permiso para visitar a solas a la menor. Ambos salieron al centro comercial y al regreso, el acusado se desvió por un camino desconocido. Mientras conducía empezó a tocar a la joven que entonces solo tenía 14 años. Finalmente detuvo el vehículo los pantalones y la ropa interior a la niña, y le violó.

El caso se destapó luego de que la menor, ahora de 16 años, contara lo que le pasaba a una compañera del centro de acogida. Entonces, ella no era consciente de que era abusada e incluso llegó a decir durante el juicio que su padre la trataba bien.

La joven padece un trastorno mixto ansioso depresivo de carácter crónico. Según la sentencia, este trastorno le provoca como sintomatología tristeza, labilidad emocional, preocupación excesiva, ansiedad, sobre reacción contra las normas, auto y hetero agresividad, inhibición y timidez excesiva. De igual forma, sufre manifestaciones físicas del trastorno como insomnio, anorexia, cefaleas, agitación y taquicardias. @mundiario

Un hombre es condenado por violar a su hija durante varios años
Comentarios