Buscar

MUNDIARIO

Las hogueras de San Juan en Galicia: lumeiradas y cacharelas

La noche del 23 de junio A Coruña no podrá celebrar “a noite meiga” donde se reunían más de 130.000 personas para disfrutar de las Hogueras de San Juan en las playas y paseos de Riazor y Orzán.

Las hogueras de San Juan en Galicia: lumeiradas y cacharelas
Lumeiradas en la playa coruñesa de Riazor.
Lumeiradas en la playa coruñesa de Riazor.

Los celtas celebraban el 21 de junio la llegada del solsticio de verano, el día más largo del año, encendiendo hogueras para dar más fuerza al sol, los días se hacen más cortos, y protegerse de los malos espíritus. Los celtas pensaban que los espíritus andaban libres al ponerse el sol: “por San Xoán bruxas e meigas fuxirán”.

También creían que las plantas que crecían en dicho tiempo tenían poderes curativos por lo que las recogían en dicha noche. En Galicia la noche del día 23 de junio se ponen a remojo en agua al rocío de la noche las siete plantas siguientes: Malva, Codeso, Romero, Hierba luisa, Abeloura (hierba de San Juan), Fiuncho (hinojo) y Fento macho (helecho).

Por la mañana se retiran las plantas y se lava la cara con la olerosa agua de propiedades medicinales que al mismo tiempo se creía que curaban del mal de ojo y espantaban las meigas.

Estas costumbres de los celtas se han ido manteniendo a lo largo de la historia. La iglesia católica ha incorporado muchas de estas celebraciones a sus cultos. Así en este caso vemos como la fiesta se transforma en “la víspera de San Juan” la noche del 23 se encienden las hogueras, quemando lo viejo para dar paso a lo nuevo,  celebrando el nacimiento de San Juan Bautista el día 24 de junio.

En A Coruña la fiesta debería empezar el día 23 con música, juegos para niños, animación en los barrios, falla, hogueras y fuegos artificiales. El ayuntamiento debería quemar una falla la noche del día 23 en la playa de Riazor realizada con distintos motivos de sucesos acaecidos durante el año. Está de moda en la tarde del día 23 de junio que los coruñeses degusten  sardinas asadas con cachelos, pan, en algunos casos de maíz y vino. Numerosos bares en los distintos barrios sacan sus barbacoas a la calle para preparar sardiñadas, las sardinas están en su mejor momento, sueltan esa grasilla que dice el refrán: “Por San Xoán as sardiñas mollan o pan”.

La primera hoguera que presencié recuerdo verla el año 1957 en el Campo da Ínsua en Padrón, los mozos habían cortado ramas y pequeños árboles a los lados del río Sar, era una hoguera muy alta, de leña verde lo que originó un espeso humo… “leña verde e xente xoven todo é fume”…al final los más atrevidos saltaban sobre las llamas.

Al siguiente año participé con algunos amigos en la búsqueda de leña que guardamos en un local de mi padre en la calle Capitán Juan Varela de A Coruña, la hoguera de maderas inservibles se hacía sobre tierra, donde hoy están los juzgados. Los amigos después de salta la hoguera asábamos patatas y bebíamos vino, algunos cogimos nuestra primera cogorcilla. Al asfaltar la zona la hoguera se trasladó primero a Los Mallos y en los últimos se puede ver la de Vioño, detrás del 203 de la Ronda de Outeiro.

Hay otras hogueras tradiciones en distintos barrios de la ciudad como en el Ventorrillo o en el Barrio de las Flores, no obstante desde los años noventa lo que prima son las hogueras en las playas. La fiesta de las hogueras de San Juan que es considerada Fiesta de Interés Turístico Nacional se celebra, menos este año, en las playas de Riazor y Orzán. Más de 130.000 personas entre coruñeses y visitantes llegados de casi toda Galicia se reúnen a festejar la noche: multitud de hogueras son encendidas para celebrar el inicio del verano. Se queman cosas viejas, palets y maderas facilitadas por el Ayuntamiento para que los cientos de fuegos encendidos mantengan alejadas las meigas en esa noche mágica. Después los participantes se preparan para hacer el ritual de saltar las numerosas hogueras, en algunos casos diciendo “meigas fora”.

Aprovechando el rescoldo también en los últimos años hay la tradición de asar sardinas, chorizos o churrasco con “viño do ribeiro e queimada”. La gran noche sigue con los espectaculares y artísticos fuegos artificiales ofrecidos desde la explanada de Las Esclavas. La fiesta continúa hasta bien llegada la madrugada.

Este año 2020 los coruñeses no podrán encender las hogueras de San Juan en Riazor, ni prender fuego a la bonita falla que cada año arde en la playa, el Ayuntamiento ha tomado la decisión de suspenderlas. Es un tributo más que se paga a la pandemia del Covid-19. @mundiario