Hispanistas marroquíes buscan una inminente manifestación ante Educación

Estudiantes de español en Rabat protestan ante el Ministerio marroquí de Educación por la eliminación del español de la convocatoria de julio de 2014.
Estudiantes de español en Rabat protestan ante el Ministerio marroquí de Educación por la eliminación del español de la convocatoria de julio de 2014.

De este modo suben su presión sobre el Ministerio de Educación por miedo a la eliminación del español de la próxima convocatoria del mes de julio de este año.

Hispanistas marroquíes buscan una inminente manifestación ante Educación

De este modo suben su presión sobre el Ministerio de Educación por miedo a la eliminación del español de la próxima convocatoria del mes de julio de este año.

El Agrupamiento de Hispanistas Marroquíes, tras unas sucesivas reuniones en la Escuela Normal Superior de Tetuán y la Escuela Normal Superior de Rabat, se han resuelto organizar una multitudinaria manifestación ante el Ministerio de Educación, a la que se agregarán los estudiantes de todos los Departamentos del español existentes en algunas de las principales universidades marroquíes.

La manifestación, que se prevé organizar en abril sin precisar concretamente en qué día tendrá lugar, se justifica como reacción ante la situación de declive en que se ve inmersa la lengua cervantina desde 2012, año en que el Ministerio de Educación dedicó desde entonces 52 plazas vacantes para la lengua española en la Convocatoria de julio organizada en dicho año. Y desde este año hasta 2015 ha reinado un preocupante silencio hacia esta lengua, tiempo durante el cual un considerable número de estudiantes del español, esperando ansiosamente, sin conseguirlo, la integración de la lengua española en la lista de las especialidades convocadas por el Ministerio de Educación, en la Convocatoria de 2013, primero, y en la Convocatoria de 2014, después, han preferido cursar una carrera del máster, seguida después de otra carrera de un año en la Licenciatura Profesional para la Cualificación a los Oficios de Enseñanza, en el marco del proyecto gubernamental marroquí de formar 10.000 cuadros de enseñanza en el periodo emprendido desde 2013 hasta 2016, en numerosas especialidades, tales como el francés, el español, el inglés, las matemáticas, la física, etc., proyecto éste que favorece principalmente y casi exclusivamente al sector privado, en primer lugar, para impedir que los docentes del sector público den clases en el mismo, y que permite, en segundo lugar, a los estudiantes con una baja cualificación obtenida en su título acceder a las convocatorias organizadas cada año por el Ministerio de Educación, para formar cuadros de enseñanza en los llamados Centros Regionales para los Oficios de Educación y Formación (CRMEF, en sus siglas en francés).

La idea de la manifestación ha venido forjándose desde hace mucho tiempo, cuando la larga espera, la desesperación y el miedo a que se vuelva a eliminar de nuevo la lengua española de la próxima Convocatoria de 2015, ha pesado en el ánimo de los hispanistas marroquíes, y los ha incitado a reunirse y a buscar juntos unas medidas oportunas encaminadas a lograr sus objetivos. El contacto entre los hispanistas de Tetuán y los de Rabat ha estado in crescendo en estos últimos días, culminándose en la formación de una reducida coordinación de hispanistas marroquíes todavía no consolidada, que procura la efectiva puesta en práctica de la manifestación que se prevé organizar, así como la sensibilización de la opinión pública a través de los medios de comunicación del retroceso del que adolece el español en el sistema educativo marroquí. Paralelamente a ello, los estudiantes del español, tras el desembolso de cada uno de ellos de una ayuda pecuniaria a la causa que se procura propugnar con todos los medios posibles, están diseñando pancartas y elaborando eslóganes redactados tanto en español como en árabe, que irán acompañados a la manifestación, y que abogan, grosso modo, por la integración del español en los Centros Regionales para los Oficios de Educación y Formación (CRMEF).

Plazas vacantes

La carta, tras haberla rectificado y modificado, será transmitida al Ministerio de Educación la semana que viene por vía postal, al no ser posible entregarla personalmente a las autoridades competentes. La idea base sobre la que gira todo el contenido de la carta, es la reivindicación de plazas vacantes en lengua española, que permitirán a los licenciados en estudios hispánicos el acceso a los CRMEF, cuando tenga lugar la próxima Convocatoria que se prevé organizar de ahora a muy pocos meses más adelante (julio de 2015). Para ello, se reivindica en dicha carta abrir un diálogo con los representantes del Ministerio de Educación marroquí; mas, si éste deniega establecer el diálogo, los hispanistas marroquíes planean proceder al reenvío de una segunda carta en la que se le notificará a dicho Ministerio la puesta en práctica de una manifestación pacífica multitudinaria ante su sede central (prevista para el próximo mes de abril), en defensa del español en los CRMEF.

La organización del viaje hacia Rabat está ya planificada, con la participación de los estudiantes de la Escuela Normal Superior de Rabat, la Escuela Normal Superior de Tetuán, así como de los seis principales Departamentos del español pertenecientes a las Universidades de Nador, Fez, Tetuán, Rabat, Casablanca y Agadir.

Para afianzar todavía más los esfuerzos emprendidos, se va a contactar con algunos de los periódicos marroquíes de una reconocida difusión nacional, tales como Al Massae, Attajdid, Assabah, entre otros, mandándoles cartas a través de los formularios de contacto disponibles en sus páginas webs, o a través de sus correos electrónicos.

No es ésta la primera vez en que se resuelve realizar unas formas de presión para atender a las reivindicaciones de los hispanista marroquíes, ya que el año pasado, justo después de la publicación de la Convocatoria de 2014 por el Ministerio de Educación, los estudiantes de la Escuela Normal Superior de Rabat, y unos pocos de la Escuela Normal Superior de Tetuán, se conglomeraron ante el Ministerio de Educación Superior para protestar contra la exclusión del español de CRMEF. Poco después, el Presidente Abdelilah Benkirane acudió a la Escuela Normal Superior de Rabat en el 14 de junio de este año para pronunciar un discurso y atender a algunas de las reivindicaciones y preguntas de los estudiantes y asistentes en el encuentro. En el mismo, el Presidente Benkirane, y tas una retahíla de protestas, voceríos y quejas por parte de los estudiantes del español, dijo que la lengua española se integraría en la próxima Convocatoria de Julio de 2015.

Hace poco, ha salido a la palestra un esperanzador proyecto educativo entre Marruecos y Francia, Inglaterra y España, que deja translucir un claro horizonte de optimismo en los hispanistas marroquíes. Se trata del Bachillerato internacional opción-español, opción-francés y opción-inglés, que permite al alumnado marroquí obtener un diploma de bachillerato de proyección internacional, en la lengua extranjera que ha elegido estudiar. Esto es muestra de un mayor interés a las lenguas extranjeras por parte del Gobierno marroquí, especialmente al francés y al inglés, mientras que el español, no obstante, aunque se ha integrado en dicho proyecto, su área geográfica se ha limitado únicamente a las zonas de Tánger-Tetuán, y a la zona oriental de Marruecos (Uxda, Nador y sus aledaños), a diferencia del francés y el inglés que ocupan áreas mucho más amplias en comparación con el español. Ello demuestra que este último se vehicula y cobra su importancia solo en la antigua zona del Protectorado español.

Un convenio crucial
Otro dato de capital importancia, es el Convenio hispano-marroquí de asociación estratégica en materia de desarrollo y de cooperación cultural, educativa y deportiva, suscrito entre ambos con ocasión de la décima Reunión de Alto Nivel (RAN) celebrado en Rabat en el 3 de octubre de 2012, por medio del cual España y Marruecos se comprometen en el Artículo 13 de este Convenio, trabajar de forma de conjunta “a través de programas de cooperación que decidan desarrollar en aplicación del presente Convenio, en apoyo de la decisión del Gobierno del Reino de Marruecos, para que se ofrezca la lengua española como asignatura optativa para los alumnos de los centros de enseñanza primaria y secundaria en las regiones de Marruecos en que más se practica, así como para su extensión progresiva a todo el sistema educativo marroquí”.
Este Convenio es crucial en el futuro del español como lengua extranjera en la enseñanza marroquí, puesto que su entrada en vigor implica la formación de un importante número de profesores del español para cubrir el déficit en todos los colegios marroquíes, que cuentan con una muy reducida plantilla del profesorado español, comparándolo con el francés y el inglés. Han pasado casi tres años desde la aplicación provisional del Convenio a partir de 2012, y mientras el Parlamento marroquí no lo ratifique, no se podrá aplicar efectivamente lo estipulado en el mismo.
 

 

Hispanistas marroquíes buscan una inminente manifestación ante Educación
Comentarios