Hijos maltratadores: un fenómeno que crece en España

Niño gritando. / RR SS
Niño gritando. / RR SS

Al menos trece familias denuncian cada día agresiones de sus hijos en la nación española. Los expertos señalan que el grupo de progenitores que se atreve a acudir ante la justicia solo representa el 15% del total que sufre el problema.

Hijos maltratadores: un fenómeno que crece en España

El maltrato en el ámbito familiar es uno de los temas más sensibles para la sociedad. Con frecuencia nos encontramos con relatos desgarradores, hechos inexplicables e historias inconcebibles de niños como los Turpin, que durante años permanecieron en cautiverio, encadenados y desnutridos dentro de su hogar gracias a sus propios padres. Pero, ¿qué ocurre cuando los papeles se invierten? ¿Qué pasa cuando el agresor es un pequeño de 12 años? ¿Es posible que un niño se convierta en el verdugo de su propio padre? La respuesta es sí. De la violencia filioparental - aquella que ejercen los menores contra sus progenitores- casi no se habla, sin embargo, esto no la hace un problema menos recurrente.

Según datos expuestos por un informe de la Fundación Amigó, partiendo de cifras de la Fiscalía General del Estado, en España cada día hay alrededor de 13 familias que presentan una denuncia contra sus hijos por violencia. Pero ahí no queda todo. El panorama es mucho más dramático. Los expertos estiman que el número de padres que se atreven a dar un paso tan drástico como acudir ante la justicia apenas representa -como mucho- el 15% del total que sufre este problema.

Según datos de la bibliografía científica, uno de cada diez menores de edad maltrata a sus progenitores. 

La cuestión es sencilla: la mayoría de las víctimas no acude a la policía. Tal como ocurre con la violencia machista, los abusos sexuales o el acoso. En este punto vale la pena destacar que, de acuerdo al estudio, las acusaciones ante las autoridades aparecen como último recurso, es decir, cuando las agresiones de los jóvenes ya han llegado a un límite.

Los expertos no esconden su desconcierto frente al exponencial crecimiento que el dramático fenómeno de los niños maltratados ha experimentado año tras año. En esa línea, además, los análisis dan cuenta de dos crudas realidad: los agresores son cada vez más jóvenes y la presencia de niñas maltratadoras se ha hecho más y más común. Aunque el patrón más repetitivo continúa siendo el de un agresor varón que pega a la madre. 

Representación del síndrome del emperador. Youtube

Representación del síndrome del emperador. / Youtube

Los motivos de violencia filioparental suelen ser diferentes en cada caso particular, pero entre las razones generales, el profesor de Criminología y autor del libro Los hijos tiranos: El síndrome del emperador, Vicente Garrido, habla principalmente de familias que han perdido la capacidad educadora debido a "factores externos", como, por ejemplo, una sociedad de consumo que “exacerba los deseos hedonistas de los menores”, e "internos", como “la proliferación de familias monoparentales, o integradas con padres más ausentes, que privan de modelos estables que puedan seguir los hijos”.

La suma de todos estos factores ha dado pie a un dramático monstruo que continúa haciéndose fuerte. Los expertos coinciden en que en la mayoría de los casos los menores no experimentan ningún remordimiento por maltratar a sus padres. Mientras, en el otro extremo, los adultos no solo deben enfrentar el dolor físico, sino también la vergüenza de sentirse “padres fracasados”, pero más que nada el inexplicable malestar por denunciar a su propia sangre. @mundiario

Hijos maltratadores: un fenómeno que crece en España
Comentarios