Buscar

El papel crucial de la hija del empresario seducido por Ana Julia que alertó a la policía

En la detención de la presunta asesina del pequeño Gabriel  habría sido crucial la intervención de Jessica, la hija de un empresario seducido por Ana Julia. Al reconocerla en  televisión habría alertado a la policía  Esta alerta habría centrado el objetivo de la investigación.  

El papel crucial de la hija del empresario seducido por Ana Julia que alertó a la policía
Ana Julia.
Ana Julia.

Firma

María Fidalgo Casares

María Fidalgo Casares

La autora, MARÍA FIDALGO CASARES, es escritora, investigadora, analista social y crítica de arte. Doctora en Historia por la Universidad de Sevilla, escribe en MUNDIARIO y es colaboradora de prensa y radio. @mundiario

Cual sería su sorpresa cuando divisó entre los familiares que pedían la devolución del niño Gabriel  a Ana Julia, la dominicana que mantuvo una relación con su padre y que su familia había denunciado por estafa.  Y es que en la detención de la presunta asesina del pequeño Gabriel, habría sido crucial la intervención de Jessica, la hija de un empresario seducido por Ana Julia. Al reconocer a la dominicana por televisión se dispuso a alertar  a la policía de los antecedentes de esta mujer y posiblemente su intervención habría sido crucial para centrar el objetivo de la investigación.

Ana Julia, recién separada de su marido, el camionero que conoció en el club, habría intentado mantener una relación con este hombre bastante mayor que ella y que padecía un cáncer terminal. A instancias de Ana Julia, este burgalés le habría comprado una casa en República Domincana, pagado tres viajes a América  y entregado importantes cantidades de dinero.

La dominicana intentó casarse con él 2 días antes de morir.  Según cuenta Jessica, Ana Julia intentó a toda costa celebrar la boda  y llegó a presentarse con el juez de paz  en  la cama hospitalaria, pero fue frenada por uno de los médicos.

Dos días antes de que muriera, a costa del moribundo, se hizo una operación estética de aumento de pecho que tuvo que pagar la familia y se quedó con todas las joyas del difunto, algo que fue denunciado en su momento pero que todavía no han recuperado.

Recientemente se ha filtrado que los padres ya sabían de las sospechas de la policía pero colaboraron  con su silencio para poder encontrar al niño con vida. De hecho, su últimos llamamientos pidiendo a quien lo habría retenido que lo soltara, eran frases dirigidas a ella. Angel, el padre, habría estado varios días "durmiendo con su enemiga".

En relación con la muerte de la hija de 4 años que supuestamente habría abierto una  ventana con contraventanas y se habría precipitado al vacío, se ha dicho  que está prescrito pero no es así. A Ana Julia se la podría juzgar también por ello, porque la  prescripción de delitos de  víctimas  menores comienza a contar desde que son mayores de edad. La niña tendría hoy 25 años, así que el caso no está prescrito. @mundiario