¿Qué hacemos para la erradicación de la prostitución?

Aparte de campañas inútiles que apenas sirven para acabar con la lacra de la trata de personas, ¿qué hace usted para acabar con la prostitución?

¿Qué hacemos para la erradicación de la prostitución?

Hoy se celebra el Día Internacional contra la Prostitución, la Trata y el Tráfico de Personas con fines de Explotación Sexual —¿se puede celebrar algo así en el año 2018?—, por lo que se han organizado diferentes campañas. Una de las más mediáticas ha sido la organizada por el Ayuntamiento de Sevilla, que bajo el lema De hombre a hombre, yo no soy cómplice, varios actores famosos tratan de concienciar de que 6 de cada 10 hombres no pagan por mantener relaciones sexuales. Tener sexo dicen ahora los posmodernos trasnochados. El dato es sobrecogedor. Significa que el 40% de los hombres utilizan la prostitución. Extrapolando al día a día, significa que entre sus compañeros de trabajo, o amigos, o familiares, cada diez hombres, cuatro reconocen —supongo que otros tantos no lo reconocen— que utilizan los servicios de prostitutas.

Aunque es prácticamente imposible cuantificar un número exacto, se calcula que en España hay más de 45 000 mujeres ¡y niñas! en situación de prostitución. Por supuesto, estamos a la cabeza en cuanto a la humillación de las mujeres. Somos el segundo país con más prostitutas. Pero eso no es un dato importante para nuestros dirigentes. Es solo un número. Y además son unas mujerzuelas. ¿A quién le importa? Asusta mucho que cada vez son más jóvenes los clientes. Su excusa es que como no consiguen ligar en los lugares habituales, y ni siquiera a través de las aplicaciones móviles, deben ir a lo fácil. Es la generación de lo quiero, y lo quiero ya. El neoespañol habla de consumo de prostitución. Es evidente su intención. Las mujeres son un bien consumible. Como la tinta de las impresoras. Y si no me gusta, o no me satisface, la desprecio... o la mato, que para eso es mía.

No me gusta que las campañas en contra de la prostitución las protagonicen los verdugos. Sería más justo que fueran las víctimas, pero claro, mola mucho que famosetes digan que ellos son guays. También soy consciente de la dificultad para acabar con la prostitución, pero soy optimista. Si hemos logrado erradicar muchas lacras, también venceremos a la prostitución. Pero evidentemente, no con este tipo de campañas. Estas campañas, aparte de para el postureo facilón y para que alguna empresa de publicidad amiga del político de turno se llevo unos euros, son inútiles. Para acabar con la prostitución hacen falta un par de cosas. Por un lado, voluntad. Y por otro, educación. Convencer a nuestros hijos de la importancia de la mujer, de su dignidad y del respeto. ¿Qué tal si probamos esta nueva fórmula?

Piensen.

Sean buenos.

Evidentemente, la canción regalo de hoy es Acrobat. Después de haber disfrutado como un niño en el concierto del año, quería compartir con todos ustedes una de mis canciones favoritas. Y de regalo el discurso de McPhisto. Presten atención. Con todos ustedes: ¡U2! @mundiario

¿Qué hacemos para la erradicación de la prostitución?
Comentarios