Buscar

MUNDIARIO

Hablemos más de los atacantes y menos de las víctimas

Los medios de comunicación debemos comenzar a poner más el foco en el agresor/violador/asesino y hacer sentir a cualquier futuro atacante que una sociedad respetuosa y equilibrada formada por hombres y mujeres tiene su mirada reprobatoria bien calibrada.
Hablemos más de los atacantes y menos de las víctimas
Congreso sobre Medios de Comunicación e Igualdad. / TW @PeriodistasdeG
Congreso sobre Medios de Comunicación e Igualdad. / TW @PeriodistasdeG

Firma

Judith Muñoz

Judith Muñoz

La autora, JUDITH MUÑOZ, es escritora y periodista. Fue coordinadora general de MUNDIARIO, donde actualmente es adjunta al Editor. Fue redactora del periódico Xornal de Galicia y también formó parte del equipo del periódico La Voz de Galicia y de la agencia Quattro Idcp. Es autora del libro de poesía Anhelo. @mundiario

Hablemos más de los atacantes y menos de las víctimas. Esta es una de las conclusiones más certeras y potentes que se han puesto sobre la mesa en el Congreso sobre ‘Medios de Comunicación e Igualdad. Una mirada crítica al tratamiento de la violencia machista’ que ha finalizado hoy. Un congreso organizado por la Asociación de Periodistas de Galicia y que contó con el apoyo de la Xunta a través del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

En la apertura del congreso, la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, ya apuntó en la diana al indicar que los medios de comunicación debemos comenzar a publicar las sentencias contra los maltratadores para trasladar a la sociedad la imagen, real por otro lado, de que este tipo de violencia no queda impune, siempre que se denuncie. ¿Se conseguirá así que los delitos disminuyan? Esther Jaén, contertulia en TVE, EsRadio o 13TV, y participante en la segunda jornada del congreso, indicó con cierta ironía que ningún hombre pensará “no voy a matar a mi mujer porque la pena de cárcel es mucha”. Eso no sucederá, pero lo que sí se conseguirá es transmitir un mensaje: ninguna violencia queda impune, tampoco la ejercida contra la mujer; y ninguna mujer debe pensar que su denuncia no tendrá un impacto.

Una acertada intervención de la periodista María Xosé Porteiro, colaboradora de MUNDIARIO y fundadora de Xornalistas Galegas, apuntaba en la misma dirección al remarcar la necesidad de entender "por qué pasa esta violencia contra la mujer" para saber corregirlo.

Los medios de comunicación nos centramos mucho en la víctima: quién era, cómo era su vida, su procedencia, su trabajo, cómo murió… De hecho, este tipo de noticias son unas de las más visitadas en los medios digitales, tal y como apuntaba Anabel Díez, periodista de El País y también participante en este evento. Pero pocas veces, o nunca, sabemos quién era el agresor, cómo era su vida, su familia… De igual modo, pocas veces se consultan a expertos en psicología, por ejemplo, para ahondar en los trastornos que hacen que un ser humano decida quitarle la vida a otro con el que, además, le une o le unió una relación de amor. Del amor al odio hay un paso, dicen, pero ¿por qué?

En el congreso, en el que participaron un nutrido grupo de periodistas de medios gallegos y nacionales, se puso también de relieve la dificultad para contar con más voces femeninas y con voces con autoridad. Desde MUNDIARIO no avalamos tal afirmación: más de 200 mujeres sobradamente preparadas colaboran en este medio escribiendo artículos de opinión sobre distintos temas. Pero los datos globales de los medios de comunicación en España reflejan otra realidad, distinta de la de este periódico. Por ejemplo, en los medios nativos digitales el 77% de las firmas son masculinas y el 23% son femeninas; en los medios tradicionales de papel – también digitales – esta brecha es ligeramente superior: 80% hombres frente al 20% de mujeres. Estos datos son extraídos de la conferencia realizada por Isabel Muntané, codirectora del Máster Género y Comunicación que imparte en la Universidad de Barcelona.

Al final del congreso, López Abella destacó que la erradicación de la violencia del hombre sobre la mujer requiere de la máxima coordinación y colaboración en el marco de un consenso institucional, político y social. Además, informó de las diferentes medidas llevada a cabo por la Xunta de Galicia en este ámbito y que pueden leerse aquí.

Judith Muñoz Macho, adjunta al Editor de MUNDIARIO. / Roberto Ledo

Judith Muñoz Macho, adjunta al Editor de MUNDIARIO. / Roberto Ledo

Judith Muñoz: "Los medios de comunicación debemos contar con voces cualificadas, femeninas y masculinas, que creen corrientes de opinión no extremistas ni politizadas"

En la mesa redonda en la que participó MUNDIARIO, gracias a la invitación de la Asociación de Periodistas de Galicia, pude hablar sobre los nuevos soportes y los viejos estereotipos de género:

“Para los que no conozcan aún a MUNDIARIO, es un medio digital nacido en 2013, calificado como el primer periódico global de análisis y opinión. Contamos con más de medio millar de colaboradores de 25 países diferentes, de los cuales más de 200 firmas son femeninas. Para nosotros es importante la autoridad de la opinión, por ello la experiencia y la formación de nuestros colaboradores es primordial para ofrecer análisis y artículos de opinión basados sobre todo en la realidad de los datos. Por otro lado, la alta presencia de mujeres entre nuestras articulistas, mucho más numerosa que en cualquier otro medio, y de diferentes puntos del planeta, nos permite ofrecer una visión menos sesgada y más plural de la realidad con un enfoque aperturista. Creemos que ésta es la mejor manera que tienen los medios para hacer frente a viejos estereotipos que no dejan avanzar con plenitud a las sociedades

Quiero arrancar, tras esta presentación de MUNDIARIO, con una obviedad: es justo decir que la mayor parte de los hombres en nuestra sociedad no son machistas. Y es justo decirlo porque alimentar una supuesta lucha de sexos no nos beneficia como conjunto social.

Dicho esto, también es justo decir que hace falta una mayor implicación de los hombres en temas como la igualdad y la violencia del hombre sobre la mujer en el seno de la pareja o fuera de ella. Su pasividad o su indiferencia no ayuda porque se transmite la imagen de que esto es cosa de mujeres, como otros tantos aspectos han sido cosas de mujeres a lo largo de la Historia. Y esto, la violencia del hombre contra la mujer, no es cosa de mujeres, en tal caso se trata de un problema psicológico o conductual de algunos hombres que afecta a mujeres, a niños…. a toda la sociedad, en definitiva. Por tanto, es necesaria la complicidad de los hombres.

La violencia machista nunca va a desaparecer si los hombres no son cómplices de las mujeres. Porque los malos, los hombres malos, son minoría, pero el silencio de gran parte de la sociedad masculina hace que parezcan más.

No me quiero desviar mucho de lo que se nos pregunta en esta mesa redonda y es que si los nuevos soportes combaten los viejos estereotipos de género. Creo que muchos de estos estereotipos están desapareciendo por el propio avance de las sociedades. No en todas las partes del mundo, por supuesto, ahí tenemos el ejemplo de Rusia. Un país que en la época medieval tuvo un gran referente moral en la figura de un monje llamado Domostroi, quien dejó escrito que "un esposo debe usar la violencia para controlar a su esposa y demostrar que la ama". Pues bien, a día de hoy, esos dogmas del pasado ocasionan 14.000 mujeres muertas al año a manos de hombres en el seno familiar principalmente.

En Rusia no existe ninguna ley que intente imponer castigos a esta violencia y el Estado considera estos hechos “asuntos familiares”. De hecho, este sábado pasado, hubo una manifestación en Moscú con una pancarta gigante que decía “La familia es el lugar más seguro del mundo”. Pero, la realidad es que mueren 14.000 mujeres al año a manos de sus parejas o exparejas.

¿Hacemos algo los nuevos soportes para combatir estos viejos estereotipos? Está bien que hablemos de Rusia, pero los medios digitales, y más aún los que tenemos un ADN global, como MUNDIARIO, nacemos en un entorno internacional que se llama Internet. Y el problema de violencia o acoso del hombre hacia la mujer también es global. ¿Existe algún país dónde no haya este tipo de violencia?  Por tanto, esto es un problema global y los medios debemos tratarlo con una mirada crítica y reprobatoria.

Los medios de comunicación debemos contar con voces cualificadas, femeninas y masculinas, que creen corrientes de opinión no extremistas, para que el debate sobre cómo atajar esta violencia no se embarre por publicaciones tratadas de manera sensacionalista o por afirmaciones politizadas.” @opinionadas en @mundiario

De izquierda a derecha, Uxía Iglesias (Galicia Confidencial), Eva Millán, moderadora de la mesa redonda, Alba Barbadillo (Sermos Galiza) y Judith Muñoz (MUNDIARIO).

De izquierda a derecha, Uxía Iglesias (Galicia Confidencial), Eva Millán, moderadora de la mesa redonda, Alba Barbadillo (Sermos Galiza) y Judith Muñoz (MUNDIARIO).

 

Las víctimas de violencia ejercida por un hombre cuentan con un teléfono de información a las mujeres (900400273), conveniado con el 016, así como una aplicación móvil Escapp de apoyo a las vítimas y Agresión OFF sobre las agresiones sexuales.